Técnica mixta

Desafío a la estabilidad

Los procesos artísticos ocurridos en la ciudad de México entre 1952-1987, son expuestos y revisados por medio de 465 objetos culturales entre los que se encuentran desde los tradicionales soportes de pintura, escultura, grabado y fotografía al teatro, la danza y el cine. Esta empresa cultural ha sido  realizada por la más importante universidad pública de México en su área de difusión cultural y concretamente  del Museo Universitario de Arte Contemporáneo,  con lo que además demuestra su interés por una difusión de la cultura con un contenido académico de calidad y reflexión  sin preocuparse qué tanto le redituará monetariamente la actividad como desafortunadamente se piensa en la universidad pública de Jalisco.

Integrada por seis ejes temáticos: Borramientos, Imaginarios, Corporalidades, Modernizaciones, Yuxtaposiciones, Nuevos circuitos y un epílogo; representa un estímulo constante a la percepción crítica de la imagen y un repertorio cultural de capital importancia para revisar el papel del arte en la sociedad mexicana de la segunda mitad del siglo XX y muy especialmente el  compromiso que la universidad nacional Autónoma de México ha tenido para el desarrollo de la creatividad y la difusión del arte y la cultura como base de la educación de una sociedad  critica, creativa y participativa.

Conviene reconocer que en la producción artística de este periodo conviven por una parte la idea de un Arte total, impulsada entre otros personajes tan disímbolos entre sí, por edad, origen cultural, ideas de espiritualidad, y de las relaciones entre obra y receptor, como lo  fueron Mathias Goeritz (1915-1990) y Alejandro Jodorowsky (1929), se debe reconocer en opinión de Rita Eder, la principal curadora de la exposición, que “desde la apertura del Museo experimental el ECO en 1953, una propuesta que parte de la arquitectura como el lugar que haría posible la integración de las artes, hasta el ejercicio y la teorización  sobre el efímero pánico de Jodorowsky (1961-1963), donde el teatro conjunta todas las posibilidades de expresión  y presenta otro modelo de la obra de arte total, se generaron nuevas transgresiones del objeto artístico”. Por otra parte está el contexto socio económico del llamado milagro mexicano o desarrollo estabilizador, en el que el estado surgido de la revolución de 1910 intentó implementar estrategias  para disminuir la pobreza y aumentar los salarios, cuyo resultado estuvo lejos de avanzar sustancialmente ante el problema de la igualdad social.

Pinturas de Vicente Rojo, Alberto Gironella, Gunther Gherzo, Felguerez, Lilia Carrillo, entre otros, así como estupendos dibujos de José Luis Cuevas, la escultura mural hecha a partir de deshechos de fierro por Manuel Felguerez y que estuvo en lobby de un cine; los multifamiliares de Mario Pani captados por Armando salas Portugal, que dan cuenta de las nuevas formas de control social impuestas por este orden aséptico que impulso el estado mexicano;  fotografías y películas que testimonian las actividades del teatro en Voz Alta,  programa impulsado por Juan José Arreola en la Casa del Lago; el teatro pánico de Jodorowsky; cortos de películas de Buñuel, Juan José Gurrola, Archivaldo Burs; las nuevas narrativas, el arte pop que influyo  hasta el cine comercial con la película Cinco de chocolate y uno de fresa. Ilustran con profusión este interesante pasaje del arte mexicano.

Entre lo abstracto y el pánico, Desafío a la estabilidad es un viaje por la imaginación de quienes creyeron en el arte total como ejercicio de vida y experimentación sensorial, que explora más allá del conocido movimiento de ruptura en el Arte mexicano y propició  según Octavio Paz un periodo en el que los mexicanos por primera vez en nuestra historia “Somos contemporáneos de todos los hombres”. Entre tanto en Villaviciosa la Universidad Pública local presenta en uno de sus  teatros el espectáculo Mundo Disney y aprovechando los efectos especiales se hace su réplica en el Instituto Cultural Cabañas con la presentación del ballet La Bella durmiente con escalerita para la princesa y  luz fosforescente al estilo fachada de table dance.