Perfil Mexiquense

La renuncia de Mondragón

Mucho se ha especulado respecto a la renuncia de Manuel Mondragón y Kalb a la Comisión Nacional de Seguridad, cargo que ocupó desde febrero de 2013 hasta ayer, en que el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong dio a conocer el nombre de Monte Alejandro Rubido como sucesor en el puesto.

Se ha dicho que sostuvo una discusión, precisamente con Osorio, el fin de semana pasado y que este suceso lo orilló a presentar su renuncia. Que ésta le fue solicitada porque es amigo de políticos que en este momento están en entredicho, en medio de investigaciones en su contra y hasta que ya tiene más de 80 años de edad y está cansado, aunque no se le vea el cansancio.

Lo cierto es que efectivamente, parece tener más años que el conejo de la luna, aunque tal situación no parece menguar en nada su capacidad de trabajo debido a una fortaleza que deriva de permanecer sometido a una disciplina inquebrantable de ejercicios toda su vida y que lo ha convertido en un hombre excepcionalmente longevo.

No existen datos respecto a su edad, porque la más completa de sus biografías apenas dice que nació el 30 de abril, pero no de qué año. Sin embargo, quienes lo conocen de cerca le conceden más de 80, que le han permitido abarcar infinidad de cargos públicos que lo sitúan como médico del hospital 20 de Noviembre hasta policía en diversas áreas de la competencia, sin dejar de pasar por la Secretaría de Marina, de donde es contralmirante en retiro.

Una cantidad enorme de ciudadanos ven en Mondragón y Kalb, a un mexicano ejemplar, a un luchador en diversas trincheras, a un servidor público que supo cumplir con sus encomiendas, a un luchador incansable, desde que exigió mejores salarios y condiciones de trabajo, como médico del 20 de Noviembre, hasta sus incursiones en la política deportiva del país, con su sueño de convertir a México en una potencia del deporte.

Empero, muchos otros dicen que jamás solucionó nada desde los puestos policíacos que ocupó y que en esta última jornada, honestamente no dio pie con bola. Esta opinión pertenece a policías.

Ayer fue sustituido por un político no menos versado en materia policíaca. Monte Alejandro Rubido es abogado y fundador del Centro de Investigación y Seguridad Nacional, mejor conocido como el CISEN y posteriormente director de este organismo.

Se dice de él que es responsable del montaje de la muerte de Nazario Moreno González o "El Chayo", uno de los líderes de los Caballeros Templarios, muerto de nueva cuenta hace apenas unos días, aunque ahora sí de a deveras; así como de numerosos casos que resultaron falsos y que a pesar de ello, el ex presidente Felipe Calderón lo mantuvo siempre protegido.