Perfil Mexiquense

Segundo informe

Pese al alud de ditirambos en los diferentes medios para el presidente Peña Nieto, por su segundo informe de gobierno, hay encuestadoras que aseguran que llegó a este ejercicio en medio de una caída en la aprobación presidencial y un escepticismo ante algunas reformas aprobadas y sus beneficios para la población.

Aun así, el mensaje del primer mandatario fue recibido con mucha atención y caló bien en el ánimo de muchos mexicanos, escépticos por el resultado de las reformas, que aún no se ven y de las que hay que esperar un buen tiempo para conocer su eficacia. Lo que quiere decir que se depositan grandes esperanzas en el mandatario y en que en los cuatro años restantes pueden darse cambios necesarios, esperados y por lo mismo convincentes.

Entre otras cosas, los mexicanos se preguntan: ¿cuánto ha costado promover las reformas? Y critican que el gobierno se niegue a difundir el gasto de los informes. Aunque habría que ver si después de suprimirlo en el Congreso de la Unión y reducirlo a una simple entrega del documento, con lo que también se suprimió el llamado Día del Presidente, el costo aumentó o disminuyó al trasladarlo de domicilio.

La encuestadora Parametría, dice que el presidente Peña Nieto reprobó en los rubros de generación de empleo, combate al narcotráfico, combate a la delincuencia y a la corrupción. En la consulta a mayores de 18 años, 46 por ciento dijo que se necesita más tiempo para que el Presidente sea evaluado, en tanto que 49 por ciento manifestó que no era necesario.

En el tema de carreteras es donde resulta mejor evaluado, pues 41 por ciento de los entrevistados manifestó que la actual administración ha realizado un buen trabajo. En materia de salud, 36 por ciento de la ciudadanía también lo calificó bien o muy bien. En los temas de promoción al turismo, educación y apoyo al deporte, las opiniones se dividieron. Porcentajes similares lo califican bien o muy bien, así como mal o muy mal.

Referente a la situación prospectiva de la economía personal, las respuestas son divididas. Treinta por ciento considera que su economía mejorará en los próximos 12 meses y 38 manifiesta que empeorará. El tema de seguridad es aún el talón de Aquiles. 63 por ciento de los entrevistados dijo que su colonia era poco o nada segura. 76 manifestó lo mismo sobre su delegación y nueve de cada 10 afirmaron que su estado y el país son inseguros.

Por apuntar un renglón más, 35 por ciento de los encuestados señala que desde enero de 2013 en que se aprobaron cambios por la reforma financiera, hay que pagar más por un crédito bancario o tarjeta de crédito y 37, que aumentó la competencia entre bancos para ofrecer créditos más baratos.