Perfil Mexiquense

Revive la xenofobia

Aunque se nota falsedad, actuación, obligación de hablar bien de los actos de su jefe cada vez que son cuestionados sobre la invitación a Donald Trump a México y una vez que el empresario obtuvo la victoria en las elecciones del 8 de noviembre, los priistas no se cansan de alabar el tino que tuvo el Presidente Peña Nieto, al acoger al entonces candidato.

Después de la presencia en nuestro país del ahora Presidente electo, se achacó a los invitadores un error histórico y se reprobó en todos lados la osadía de nuestras autoridades por considerar que, en su campaña, Trump había declarado su rechazo a los mexicanos, a quienes haría pagar la también osadía de cambiar su residencia a la Unión Americana.

Pero no hay nada que festejar. Todo mundo sabe que con la invitación se inyectó al candidato oxígeno cuando acusaba dificultad para respirar. Se le tendió la mano cuando estaba en el suelo y se le suministró energía. Con el triunfo, el experto en bienes raíces despertó al xenófobo que dormía en la mitad de los habitantes estadounidenses.

Esa xenofobia contagió escasamente un día después de las elecciones y, en buena parte, nuestras autoridades contribuyeron, con el tino que presumen, a revivirla. Los seguidores de Trump comenzaron de inmediato a poner en práctica su espíritu discriminatorio y, a la fecha, no hay mexicano que tenga contacto con paisanos del otro lado de la frontera que no conozca de casos de asedio a migrantes de muchos lugares del mundo.

Ya suman cientos los incidentes de hostigamientos a descendientes de musulmanes, chinos, mexicanos, que por el momento han quedado en insultos y en amenazas. No es remoto que en algún momento las cosas pasen a mayores y deriven en tragedias irreparables.

Muchos dicen que Trump ya matizó su discurso. Lo que matizó fueron los números. Si en campaña aseguró que deportaría a nuestros coterráneos, ahora dice que relegará a unos tres millones. Sobre el muro, aún no da marcha atrás y se colige que va en serio. Él mismo asegura que es bueno para construir.

El haberle inyectado vida en México, se traduce ahora en amenaza, no solo para nuestros congéneres, sino para todo el mundo insultado. Los japoneses prometieron romper la Alianza de Seguridad con Estados Unidos. La periodista Ekaterina Trofímova advirtió sobre la posibilidad de una guerra entre China y EU con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.

¿De qué se presume?