Perfil Mexiquense

Políticos inteligentes

Hasta hoy no he conocido a un político que no crea ser súper dotado en materia de inteligencia; genial, fuera de serie, cuando sus conductas demuestran exactamente lo contrario. Me aseguró un amigo dado a realizar tests psicométricos sin que su objetivo lo imagine siquiera, que Vicente Fox posee un coeficiente intelectual de 81; un punto arriba de donde comienza el retraso mental, mientras George Bush hijo 91, apenas un poco mejor que el mexicano y Bill Clinton 182, exactamente el doble que su compatriota. Lo que indica que el último sí es un verdadero genio.

Las actitudes asumidas por los dirigentes del PRD, consistentes en aceptar a cualquier candidato, siempre y cuando existan visos de que puede ganar una elección, sin que importe quién es, demuestra que su inteligencia está supeditada al triunfo. La misma no es capaz de hacerlos medir consecuencias y éstas se han asomado más de una vez, sólo para crearles enormes problemas. Aún está muy fresco el asunto de Iguala, y no han sido capaces de impedir que una multitud de narcopolíticos aspire a puestos de elección popular sin que hayan terminado con el ejercicio del encargo anterior.

Cuando estaba reciente la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, anunciaron con toda la preocupación que es capaz de suministrarles su hipocresía, que jamás volvería a ocurrir algo semejante; que habría sumo cuidado en seleccionar a los futuros candidatos. A escasos seis meses de la tragedia, se les olvidó por completo la promesa y la preocupación. El mismo estado que sirvió de escenario a los hechos, está ahora cundido de candidatos del sol azteca que no están coludidos con el narco, sino que son narcos.

Pero en todos lados hace aire. El PRI acaba de exonerar a su flamante político sacado de algún basurero, al ex presidente de ese organismo en el Distrito Federal, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, acusado de trata de mujeres, quien había construido una red de prostitución adentro de la entidad que presidió, para sus deleites y para el goce de sus amigos, dizque porque no se le ha comprobado nada, dijo del líder nacional del tricolor, César Camacho Quiroz.

En este país todo mundo sabe que los casos de los políticos son tratados por encargo y que la autoridad tiene obligación de acatar. Se conoce que el tipo en cuestión es proveedor de votos y de buenas sumas de dinero.

Siempre he dicho que Camacho es inteligente, además de poseer buena velocidad de mente. Pero nadie sabe qué espera ganar su partido con sostener al defenestrado individuo, hijo del llamado Rey de la Basura, Rafael Gutiérrez Moreno, porque algo es seguro: gracias a este individuo, muchos votos irán a parar a cualquier órgano político que no sea el PRI.