Perfil Mexiquense

Pelea de enanos

Un porcentaje elevado de guerrerenses asevera que en este momento, ese estado se encuentra carente de políticos de alto nivel y que la contienda por la gubernatura se reducirá a una simple pelea de enanos. En otros tiempos, manifiestan, la entidad aportó gente preparada, con un coeficiente intelectual bastante alto y con una visión de estado competente.

Ahora, gane quien gane, el destino de la entidad quedará en manos de un político de poca monta, con riesgo de que acepte coludirse con indeseables y de que haga compromisos más allá. Desgraciadamente, dicen los guerrerenses, no existe capacidad para despreciar a los malosos, ni condiciones para desdeñarlos. Ellos son los que realmente mandan en ese territorio y no existe posibilidad de evadirlos, comentan. ¡Ojalá y exageren!

La competencia, afirman, habrá de quedar finalmente entre Héctor Astudillo, por el PRI y Luis Walton, alcalde con licencia de Acapulco, como producto de una coalición entre los partidos Movimiento Ciudadano, PRD y PT. Las preferencias electorales para ambos están casi parejas y los futuros sufragantes aseveran que el priista será quien gane las elecciones.

Walton, dicen, está sumamente desgastado por su pésimo ejercicio al frente del ayuntamiento del puerto, demandado por la Sociedad Financiera de Objeto Múltiple porque, desde que se hizo cargo de la alcaldía, no paga cantidades de dinero obligado a descontar a los empleados, que sí descuenta, pero no entrega a Crediamigo a pesar de haber quedado forzado por contrato.

Demandado y exhibido por la policía que opera en el paraíso turístico, porque no les paga sus salarios. Esto lo ha forzado a aceptar que las escuelas de la ciudad están sin vigilancia y a solicitar la intervención de la Gendarmería. Además, el puerto, calificado como el más peligroso del país y el segundo del mundo en homicidios, está copado por el crimen organizado y no ha atinado a imaginar una solución al grave problema.

Obviamente, declaran sus contrapartes, si no ha podido ingeniar soluciones viables para el municipio que gobierna, ¿qué puede esperarse que haga en bien del estado y de los guerrerenses? Lo acusan de pagar encuestas que lo hacen aparecer como el más aventajado y de emplear a columnistas de los diarios locales, principalmente de uno en el que, aseguran, tiene intereses personales, que se encargan de lanzar denuestos de baja estofa, vulgares y saturados de mentiras en contra de sus enemigos políticos, que arrullan su oído y su vista.

"Padece falta de sensibilidad para los problemas; de inteligencia para dar soluciones y de ingenio para crearlas. Si se somete a un test, aseguran que, sin duda, éste arrojaría un coeficiente que no llega a lo normal".