Perfil Mexiquense

50 PUNTOS

Después de los desatinos multiplicados en este sexenio, de la falta de oficio político, de la desbordada corrupción, del cinismo exacerbado, del circo para exonerar a los amigos (Moreira y otros) y de múltiples fallas más, Andrés Manuel López Obrador siente y así lo da a entender, que la Presidencia de México ya es suya.

Inclusive, muchos politólogos y gente del pueblo pensante, que nunca ha estado de acuerdo con él, lo ven como un aventajado pretendiente, por encima de quienes aparecen como viables. Dicen: "si las elecciones fueran hoy, AMLO sería el elegido". Quiere decir que otros no ofrecen confianza a la ciudadanía, que optaría mayoritariamente por el tabasqueño.

Lo peor es que otros que han manifestado su intención de ser candidatos y que han inundado de propaganda millonaria ciertas entidades, principalmente el Estado de México, por ser el que aglutina al mayor número de votantes, gozan de pésima fama. En Morelos, no hay habitante que hable bien de su gobernador. Sin embargo, él cree que puede ser candidato y ganar la elección.

Mientras, AMLO ya anunció su plan de 50 puntos para desarrollarlos durante los seis años de su gobierno, entre los que figuran muchos que la ciudadanía desearía ver ejecutados, como aumentar el salario mínimo a partir de 2019, desaparecer el fuero, recortar al salario presidencial, desterrar la corrupción y abolir la impunidad, entre muchos más.

Obviamente no se quebró la cabeza para configurar su plan. Lo único que hizo fue encerrar en esos 50 puntos, exactamente lo contrario a lo que se hace ahora. Muchos mexicanos no votarían por él ni por equivocación. Pero ciertamente reconocen que lo que necesita el país es un gobernante que haga lo que cualquier nación decente necesita. El planteamiento de López Obrador no descubre el hilo negro. Anuncia lo que el pueblo añora.

Solo que hay peros. Puede hablar de la construcción de Jauja para los mexicanos, aplastados y engañados cada día. Pero una cantidad muy elevada de personas no le cree. Dicen que "cuando fue jefe de Gobierno, anunció que renunciaría si los capitalinos así lo externaban. Realizaba votaciones y casualmente, todos deseaban con vehemencia que continuara".

"Igualmente combatía la corrupción rodeado de gente despreciable". En las delegaciones, las tarifas o los costos de los trámites aumentaron. Los nuevos querían hacer lo mismo que los anteriores, pero corregido y aumentado para emparejarse.