Perfil Mexiquense

Carrera Presidencial

Una cantidad inmensa de mexicanos hemos creído desde siempre, que además de los requisitos constitucionales contenidos en los artículos 82 y 83, se requerían otros más complicados para ser Presidente de México: tener mucha experiencia política, preparación académica suficiente, un coeficiente intelectual envidiable y gran capacidad para resolver.

Por esas razones, muchísimos jóvenes se empeñaron en estudiar por lo menos un par de carreras y viajar al extranjero para obtener maestrías y doctorados en las universidades más prestigiadas del mundo, con la idea de que la preparación suficiente les permitiría aspirar en política, a cargos que podrían desempeñar con mayor eficiencia.

Pues resulta que se hizo realidad lo que la gente comenta desde hace unos 10 años: "si Vicente Fox fue Presidente, cualquiera puede". Y es que la política mexicana se ha degenerado a tales niveles, que ahora vemos convertidos en diputados y senadores a quienes no tienen nada que hacer allí, que no sea cobrar. Hoy en día, los narcotraficantes no sólo han invadido espacios del país que no les pertenecen, sino hasta los de la política.

La carrera por la presidencia acaba de desatarse y ya no habrá quien la pare. Todo mundo sabe que AMLO está en campaña hace 15 años, pero se acaban de sumar a la competencia, Margarita Zavala, esposa del ex primer mandatario, Felipe Calderón, así como Miguel Mancera, jefe del gobierno capitalino y seguramente habrán de agregarse otros, hechizados por el canto de las sirenas, como Jaime Rodríguez, "El Bronco", gobernador electo de Nuevo León, a quien la revista The Economist ya candidatea.

Seguramente acudirán al llamado muchos más, influidos por eso de que la Política es la ciencia más inexacta y que por circunstancias ajenas a sus propias intenciones podrían colarse, inscritos en cualquier partido, como ocurrió con el futbolista Cuauhtémoc Blanco, por cuyo triunfo se comenta que los morelenses no atinan ni a desatinar.

Se dice que la esposa del ex presidente se quedó con las ganas de ser diputada, atajada por Gustavo Madero, en su calidad de influyentísimo en Acción Nacional y que concibió la idea de ser pretendiente de la Primera Magistratura, porque ahora no hay quien le quite esa aspiración. Si el PAN vuelve a negarle la oportunidad, existe otra: convertirse en candidata independiente, aunque hoy niegue esa posibilidad.

Por último, también se comenta que Andrés Manuel habrá de quedarse en el camino, debido a que el tiempo lo agotó, como agotó a muchos seguidores. El avance de Morena no le corresponde, sino que más bien es de los ciudadanos que simpatizan con la izquierda y que decidieron castigar al PRD por los excesos cometidos por sus dirigentes.