Perfil Mexiquense

Amarren el Tigre

En 2006, antes de conocerse el veredicto sobre las elecciones presidenciales, el Peje aseguró en una entrevista que respetaría los resultados, fueran cuales fueran.

Cuando se conoció que el triunfo era para Felipe Calderón, el tabasqueño mostró una cara de desaprobación absoluta.

Su gesto lo dijo todo.

Meses después ya estaba instalado en Paseo de la Reforma, para mostrar a los mexicanos su indignación por el fallo.

El plantón duró poco más de cuatro meses y dejó una deuda de 500 millones de pesos, por el alquiler de carpas, alimentación de miles de simpatizantes, transportes y otros gastos.

Provocó la pérdida de miles de empleos de personas que fueron impedidas para arribar a sus trabajos; quiebra de negocios que tuvieron que cerrar ante la nula presencia de consumidores; resultaron dañados también miles de negociaciones del sector turístico y hotelero y las afectaciones llegaron a todas las empresas del rumbo.

Las semana pasada, después de la presentación de su proyecto de gobierno en la reunión anual de banqueros, en Acapulco, la pregunta fue idéntica, lo mismo que su respuesta.

Pero ahora con el añadido de que "si se atreven a un fraude, yo me voy también a Palenque y a ver quién va a amarrar el tigre".

Desapareció San Andrés y quizá contra su voluntad, apareció la verdadera personalidad del Peje, la del que peleaba en la escuela y fuera de ella en su tierra natal; la del que quemaba pozos petroleros y se apoderaba de carreteras; la que hasta hoy ha mantenido oculta por haber descubierto que le reditúa más mostrarse creyente y temeroso de Dios, aunque también mesías y salvador de la patria.

Desapareció el Caleb bíblico, que animó al pueblo de Israel a enfrentarse con los habitantes de Canaán y apareció el verdadero Peje, que no respeta a nadie y que, seguramente, ha creado, alimentado y visto crecer a su tigre, que nació desde la primera derrota en las urnas presidenciales y que ya está listo para entrar en acción, si vuelve a perder.

No ha sido cauto en hacer ver las partes de su carnívoro. Seguramente está conformado con la delincuencia amnistiada, con la comandanta guerrerense Nestora Salgado, con el líder minero Napoleón Gómez Urrutia, con Lino Korrodi (necesario para acarrear el dinero que haga falta) y con otros de pergeño similar.

¿Cuál es el mensaje?

No hace falta traducción.

Si hace 12 años fue un plantón, ahora, el tigre se encargará de cobrar la afrenta.


ariosruiz@yahoo.com.mx