Puras charadas...

Con el permiso del tío poderoso y el que mueve el pandero

Desde la heroica Matamoros, se dice y se sabe que el que mueve el pandero para conseguir las posiciones políticas y laborales, tanto estatales como federales, es el ex Director del Itavu y ahora empresario exitoso que se hizo multimillonario en el sexenio “yarringtoniano”, Pablo Zárate.  

El ex funcionario público sostiene que él es el encargado de llevar ante la Sub Secretaria de Gobernación, la tampiqueña Paloma Guillén,  las propuestas para que el mismísimo Miguel Ángel Osorio Chong les de el visto bueno.

Así qué si alguien de allá desea chamba, debe acudir ante don Pablo, quien además dice, fue el factor determinante para que Homero de la Garza nombrara a su compadre Mario Zolezzi en la oficina fiscal de Matamoros.

Quien anda de manteles largos es el diputado federal por Ciudad Victoria, Enrique Cárdenas del Avellano.

El motivo es que hace unos cuantos días, el tío más importante del país, Don Arturo Montiel, lo recibió en su casa de la capital política de todo México, que es la ciudad de Toluca.

En el agasajo y ya después de los efectos que las bebidas provocan, el señor Montiel le dio luz verde para que el actual coordinador de los diputados federales se moviera por todo el territorio Tamaulipeco para cuándo se hagan las encuestas, Enrique Cárdenas Jr., salga bien posicionado. Ese es el motivo que trae de buen humor al diputado que no pierde oportunidad de saludar a quién se deja y más.

Pero lo que sí le advirtió su tío, fue que evitara colocarse autonombres, ya que con aquello del Diputado de la energía, se provoco más daños que beneficios.

Lamentable el recrudecimiento de inseguridad en la zona sur del estado, pero quiero enfocarme a el manejo  que le brindaron los entes de gobierno a esa crisis, sí, a una situación adversa durante la cual se debe tener la inteligencia y creatividad para encontrar la estrategia adecuada de recomponer la realidad, incluso el peor enemigo suele ser el tiempo y en muchas de las ocasiones la improvisación puede ser una constante.

Para empezar, dejaron pasar demasiado tiempo para reaccionar, fue un tiempo crucial perdido para tomar la determinación de que se trataba de una crisis y como tal se tenía que manejar.

Sin embargo, lograron salir con una rueda de prensa desde la sala de cabildo en el ayuntamiento de Tampico, improvisada, como lo dije se vale.

Sale un Alcalde echado para delante, dando un mensaje de responsabilidad, de ganar terreno ante la amenaza de inseguridad, de conquistar adeptos con credibilidad y un valor que era necesario mostrar, el asunto es que analizando a detalle el mensaje  leído, fue un escrito que divaga sobre el principal tema, para una situación de esa magnitud se requiere un escrito con una dirección solida para llegar a un objetivo y el tema acercarlo a una zona cómoda, sin embargo,  se salió a navegar sobre el mismo hecho y después de la rueda de prensa se permitió ensuciar, causarle ruido al principal mensaje al permitir entrevistas de sobremesa y si a eso agregamos a un Gustavo Torres Salinas demasiado inclinado a ver el escrito, pausado,  incluso por momentos con tono apagado y con falta de solides en la pronunciación, estamos hablando de un mensaje al cual le faltó la fuerza para llegar e impactar lo necesario.

No dudamos ni tantito en puntos  obtenidos por un Alcalde que sale a dar la cara ante una ola de violencia que azota a su municipio,  pero esto no es suficiente y menos  cuando se sigue ensuciando el mensaje principal, atendiendo más entrevistas,  en algunas de ellas abandonando la idea principal por la que se salió a los medios de comunicación.

Al día siguiente ¿qué paso?  pues que no se contaba con ninguna estrategia a seguir visible, no hubo continuidad y ese fue el mayor problema, pues la noche siguiente sale el Secretario de gobierno, Herminio Garza Palacios, otra vez a divagar sobre el tema y mucho menos se vio la pericia de llevar a la prensa a su zona de confort, pues remató su encuentro con los medios de comunicación prometiendo un comunicado más detallado, con cifras de muertes debido a hechos violentos, al mismo que incumplió, pues el boletín emitido solo repetía sus declaraciones, sin ningún dato duro.

Las criticas por falta de información y el incumplimiento de hacer públicas las cifras mediante un comunicado no se hicieron esperar, sin embargo, fue hasta este miércoles que entonces sí sale a los medios de comunicación para poner fin a cuestionamientos, fue más claro,  incluso al manejar un saldo de 28 muertos por la jornada violenta en el sur de Tamaulipas entre otras cifras ¿pero qué sucedió? otra vez se tardaron mucho y dejaron que la crisis tomara fuerza, ahora estaremos muy pendientes de cómo le dan seguimiento o simplemente, otra vez, dejan de lado la estrategia y se ponen a mal improvisar el manejo de crisis desde las dependencias gubernamentales.

No le digo, PURAS CHARADAS.