Puras charadas...

Los mugidos y La Doña de Reynosa

El más preocupado en el distrito de Nuevo Laredo es el edil, porque a pesar de que Laura Zárate Quezada no le convenció del todo, requerían seleccionar a una mujer, y fue a quien tuvo que apoyar por encima de provocar divisionismo en el panismo de esa frontera, le ha apostado y nada que repunta.

Laura en la primer semana no levantó ningún punto; los que andan en territorio dicen que se debe a varios factores. Uno de los que influyen más es que el contingente que la acompaña en recorridos está conformado por empleados que a leguas se nota acuden forzados y no simpatizan con la candidata, mientras que ella no logra el impacto suficiente con los habitantes, los eventos se perciben fríos. Comentan por ahí, y eso que todavía no le sacan varios temas obscuros que le han preparado.

 Por el contrario, la joven Yahleel Abdala, a quien habíamos criticado por desconocida, ha sido una sorpresa para propios y extraños, ya que no representaba esperanza alguna para los tricolores, ya incluso le están apostando después de verla desenvuelta en los recorridos y logrando un clima de mayor entusiasmo.  Ahora a ver qué logra construir Diódoro Guerra Rodríguez, con esa fuerte prueba que le colocan al enviarlo a Nuevo Laredo.

 ¡Vaya! Hasta que los del PRI entendieron que estaban descuidando Reynosa: anotaron “home run” con la visita de Ivonne Ortega Pacheco, secretaria general del tricolor, por varias razones. La primera es que ha logrado ser una política a nivel nacional atractiva para la prensa, con una facilidad excelente de discurso, su vida se convierte en un acertado testimonio para la población femenil; y además con una importante trayectoria, por mencionar algunos cargos, ha logrado ser muy joven, a los 24 años, alcaldesa; después diputada federal, senadora y gobernadora de Yucatán, nada más. Y después adornó su presencia con la frase “si damos vida, imagínense, si no somos capaces de gobernar”, lógicamente toda esa proyección le vino a dar un impulso principalmente a María Esther Camargo Félix.Tanto se animaron los priistas en la frontera que ya hasta le empezaron a  decir a la candidata “La Doña de Reynosa”. ¿Será por el nombre de María Félix?  O deje investigar qué otras similitudes le encontraron con la Diva de la Época de Oro del Cine Nacional.

 Lo anterior dejó escuchar algunos mugidos fuertes, porque dicen que Cabeza de Vaca ni con la historieta ya desgastada del cerrón a su camioneta por supuestos delincuentes, de lo cual no realizó ninguna denuncia ante autoridades;  ni los panorámicos de su títere, perdón, de su hermano lucrando con el tema de muertos y desaparecidos lograron empañar el evento tricolor.

 El Chivatazo: vaya situación que me platican de Ciudad Madero. ¿Ya sabrá el candidato de los petroleros lo que está haciendo su jefe de prensa? Que ha generado molestia de los representantes de medios de comunicación en esa zona. No le digo, Puras Charadas.