Puras charadas...

El influyentísimo del sur, con padrino y enemigo

¡Qué Rafa es inocente! No se cansaban de repetirlo en algún restaurante de esta capital, pues resulta que dicen que el ex titular de Seguridad no dejó ninguna deuda, bueno, por lo menos monetaria con la burocracia. 

Insisten en que no debe nada Rafael Lomelì Martínez, que desde hace no sé cuándo ni cómo pero que hay candados para obtener esos créditos, que es casi imposible que el ex secretario obtuviera un crédito por parte del Upysset  de 3.5 millones de pesos que según se filtró habría recibido en agosto del 2013, dinero que utilizó para la adquisición de una residencia en el Distrito Federal. 

Se puso fea la cosa estos días pero me dicen que apenas lo peor que dejó  Rafa en Tamaulipas está empezando a brotar, pues llegó en tiempos muy azules y con ellos debió irse.

Y ya que hablamos de estos rumbos, me informan que todos los elementos policiacos están citados hoy jueves en el complejo de seguridad pública, tendrán una revisión minuciosa y notificación de importantes cambios en la estructura de los cuerpos policiacos. 

Desde el ex sólido sur llega la versión que cada día, la influencia del ex secretario general de gobierno en el sexenio pasado, Antonio Martínez Torres, es cada día más fuerte ante el alcalde de Tampico, Gustavo Torres Salinas. Y la cosa es que tanto los recientes cambios en el equipo del presidente municipal, como cualquier decisión que toma son consensuadas con Martinez Torres.

La clase política de allá, opina que algo le pasó al alcalde porteño, que de repente le tiembla la mano cuando de tomar decisiones se trata ¿será?. 

Y hablando de Martínez Torres, se dice que algo le hizo, o que algo dijo o de perdido que algo le quedó a deber al ex gobernador Eugenio Hernández Flores, el motivo para llegar a esta conclusión es simple, porque desde las oficinas del palacio de Cobián, desde donde despacha el secretario de gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, se dio el famoso veto al arribo de Toño a la presidencia estatal del partido tricolor en Tamaulipas.

El resultado del presente enunciado también es simple y responde a una pregunta sencilla: ¿quién es el tamaulipeco más amigo y más cercano de Osorio Chong? Sí usted contestó Geño, entonces acertó. 

Ya para terminar con el flamante enviado al ex sólido sur, le diremos que por un lado tiene padrino fuerte y por otro, un enemigo poderoso.

El padrino es nada más y nada menos que su compadre y actual secretario de Obras Públicas del Estado, Manuel Rodríguez Morales, quién se ha encargado de lograr el perdón del actual mandatario a Martínez Torres para su reincorporación a la nómina gubernamental.

Pero el enemigo es el controvertido Ricardo Gamundi, quien trabaja al lado de la Secretaría General del PRI y quien desde ahí, también hizo lo suyo para evitar que Antonio no lograra su deseo de presidir el partido que hoy dirige Rafael González Benavides. 

El rector de la UAT, Enrique Etienne, andará en Matamoros y Reynosa continuando con los cambios en las direcciones de facultades, pues el reacomodo sigue. 

El Chivatazo: Que vienen cambios muy fuertes en el manejo de la comunicación social del Gobierno del Estado, que ya muchos saben por dónde viene y saben que no se trata sólo de endulzar oídos al patrón, los resultados son la clave.

No le digo, Puras Charadas.