Puras charadas...

¿Se convertirán en cómplices de ex alcaldes?

Se agota la espera, y tan sólo les restan unos días a los alcaldes para poder mostrar cuanta integridad es la que traen como para atreverse a denunciar las irregularidades que encontraron en la entrega-recepción de sus administraciones.Se supone que los 43 presidentes municipales están obligados a denunciar cualquier irregularidad que lleguen a detectar en el estado en que recibieron la anterior administración, procedimiento que concluye este 30 de noviembre.

De acuerdo a lo establecido por el artículo 33 de la Ley para la entrega-recepción de los recursos asignados a los poderes, órganos y ayuntamientos del estado de Tamaulipas, las inconformidades deberían llegar al órgano competente que es el Congreso del Estado para que tome las medidas correspondientes lógicamente  que el órgano técnico para hacer ese análisis es la Auditoría Superior del Estado, pero todo apunta hasta el momento que esas denuncias sólo se quedarán ante los medios de comunicación, como ya lo hicieron principalmente los alcaldes de oposición o aquellos cuyos antecesores pertenecen a otras siglas partidarias, los ediles se han limitado a hacer públicas las irregularidades pero muy por encimita con una clara intención mediática. Los alcaldes que llegaron de la oposición no tardaron en hablar que no hay claridad en la entrega que le están haciendo las administraciones pasadas, pero el municipio de Mainero, al parecer, es el único que ha presentado una queja oficial ante el Congreso del Estado.

Recordemos que los ayuntamientos tienen 60 días para informar de alguna anomalía o exigir alguna aclaración de la entrega de las administraciones por lo que el periodo vence con el mes de noviembre, con esto nos daremos cuenta cuantos de los nuevos alcaldes prefirieron convertirse en cómplices de las corruptelas de sus antecesores, digo, porque eso pasarían a ser de no atreverse a denunciar o reservarse el derecho por estrategia política.

La puja por la presidencia del PRI estatal provocó que subieran las apuestas. Algunos políticos grilleros le  aventuran a que el ex secretario general de gobierno, Antonio Martinez Torres lleva la delantera y que es cosa que pase el informe para que se formalice su llegada. Al parecer, atrás quedaron las aspiraciones del reynosense Óscar Luebbert Gutiérrez y en todo caso también las de el sonriente Óscar Almaraz, quien por cierto grita a los cuatro vientos que nadie le ha hecho la mínima insinuación. Otro aspirante que ya quemó las naves, es Manuel Muñoz Cano, quien como la Magdalena, llora que llora por regresar al terruño, y más extraña los tiempos en que se paseaba por todo el territorio tamaulipeco con la anuencia de su amigazo Geño.

Lo que causó sorpresa, es la ausencia de la mayoría de los delegados federales de Tamaulipas  en el último Consejo del PRI en el estado, recordemos que son cerca de 50 funcionarios de este nivel que han sido nombrados y sólo asistieron dos ¿Por qué sería?El chivatazo:

También dicen que el delegado del CEN del PRI, José Parcero López, sólo alcanzó a decir que la “discriminación” es pareja. Por cierto, las malas lenguas aseguran que don José ya tomó partido para el partido, repetir la ficha como en el dominó. No le digo, PURAS CHARADAS.