Puras charadas...

Relevo en municipio y lucha campal en hospital

Seguramente recuerda que en la anterior entrega le explicaba sobre una queja de un empresario quien molesto señaló a las autoridades educativas por la supuesta compra de mesa bancos a un proveedor del centro del país por un monto que rebasó por mucho el presupuesto que habían entregado comercios locales, el monto fue de veintiún millones de pesos, por lo que molesto el empresario victorense cuestionó dónde había quedado la diferencia de 49 millones de pesos, entre la cotización local y la presunta compra final.

A lo que reaccionaron de muchas partes y lugares.  Uno ellos fue el señalado Diódoro Guerra Rodríguez, bueno, al menos el que estaba muy molesto era el enlace de Comunicación Social, sí aunque usted no lo crea, sí hay alguien designado para atender a la prensa en la Secretaría de Educación de Tamaulipas se llama Javier Ramírez Gutiérrez, quien insistió en desmentir la intromisión de la Secretaría de Educación en dicho embrollo, siendo preciso al señalar que la SET no participa en relación a la compra del mobiliario ya que su papel se circunscribe a la petición del número y características de los materiales, y que tampoco participa en la licitación y ni en la compra, reiteró en el escrito,  que por lo anterior la acusación que se plantea contra el titular de educación carece de sustento.Como se lo respondí, aquí su réplica publicada.

Sin embargo me quedó una duda del escrito enviado por Javier Ramírez, pues sólo se empeño por librar del asunto al funcionario público pero nunca desmiente dicha compra,  perdón, no me acordaba que según lo dicho por Javiercito la Secretaría de educación no participa en eso.

En otros asuntos que vienen cambios en la presidencia municipal de Ciudad Victoria, pues una fuente muy confiable de esos rumbos me informa que ya es un hecho que Martin Quiñones quien se venía desempeñando como Jefe de Inspección Fiscal, que se encarga del control de comercio ambulante, tianguis y mercados, se va, sin embargo no quisieron revelar el nombre del sustituto.

Que sucede  en el hospital general Norberto Treviño Zapata de ciudad Victoria, la que debería ser sólo una institución médica donde la prioridad es el servicio del cuidado de la salud de la población y el salvar vidas, ahora se ha convertido en una lucha campal, pues resulta que muchos viven de pleito, y lo mismo le entran directivos, médicos, enfermeras y administrativos, pues muy seguido se dan con todo, esperemos que en una de esas no esté cerca el bisturí porque ni queremos imaginarlo que podría suceder.

Ya son muchas las quejas de pacientes quienes son maltratados por el personal del hospital, incluso tomados como rehén entre los diferentes grupos que hay dentro del personal del hospital, los pacientes que ya de por si traen malestar hasta dolor de cabeza les provoca el ser testigos de los pleitos de muy bajo nivel que se trae el personal del hospital general.

El Chivatazo: A que “junior” político de ciudad Victoria, y que aspira a un puesto de elección popular, no se la terminan de creer? Pues quienes lo conocen, los describen como un fiestero rayando en el extremo, incluso me señalan de ciertas fiestas “toxicas”.

No le digo, Puras Charadas.