Puras charadas...

Duelo de titanes en el PRI ¿Quién ganará?

Demasiada visita de autoridades federales en Tamaulipas, algunas anunciadas, agradables y alentadoras, otras de sorpresa e incomodas.

Por cierto dicen que el titular de Sedena el general Salvador Cienfuegos Zepeda llegó este arranque de semana sin avisar, que ni al mandamás en Tamaulipas, tomándolos por asalto  y además venía con toda la intención de mostrar el carácter y mano dura que se requiere para dar instrucciones desde el puesto que ocupa, incluso, me comentan que los que comúnmente se pasean como gigantes en Tamaulipas, ante la presencia del general su poder se colaba como el agua entre las manos y se veían miniatura.

No cabe duda que “en el país de ciegos, el tuerto es rey”. 

Y hablando de las visitas, quien sigue por la libre y sin respetar la investidura del que manda en Tamaulipas es Alejandro Guevara Cobos, coordinador de giras de la Presidencia de la República, quien grita a los cuatro vientos que ya trae línea de moverse, pues vaya usted a saber a quien le pidió permiso, por que se contradice con lo que se pudo observar en el evento de la visita de Peña Nieto, ¿Dónde figuraba Guevara? no se le vio en la mesa de los notables tamaulipecos que aspiran y suspiran por esa posición, quienes saben del tema se preguntan, imagínese usted si los que realmente traen más posibilidades le hacen corral, si así nomás no prende… pobre Alejandrito.

El que dice que trae permiso y apoyo de los matorrales será, porque de los pinos lo dudamos, se movía por todos lados tratando de llamar la atención de su jefe, quien ni si quiera el saludo le dio, y la molestia contra del mantense por parte de la gente del poder tamaulipeco, es que trata de llevar invitados a los  eventos presidenciales para hacerse notar en el “aplausómetro”, por lo pronto  lo único seguro que tiene Guevara Cobos en este momento es su trabajo y el veto del gobernador.

En otros asuntos pero también politiqueros, mientras el tiempo pasa, el trabajo político en el tricolor nada más como que no se nota. Sus dirigentes dicen a quien se les pone en frente, que el trabajo es infatigable y que nunca paran.

Pero lo que realmente nunca paran son los enfrentamientos entre los altos mandos del PRI, con el comisionado político, Antonio Martinez Torres.

Toño es protagonista y le gusta que le dirijan los reflectores a más no poder, situación que ya le pesa mucho, sólo que cuando se trata de aparentar trabajo, no hay nadie mejor que el tal Toño. Para acabarla, lo que queda del Delegado  del Comité Ejecutivo Nacional del PRI; José Parcero López, no lo fuma y mucho menos lo traga. 

Pero en este duelo de titanes, algo va a pasar; uno se va ir y el otro se va a quedar. El chiste es saber quién ganará y quien perderá. Hagan sus apuestas señores.

El Chivatazo: mientras en Tamaulipas llegan diciendo que traen línea y otros se la pasan en conflicto por el poder del PRI, ¿Qué anda haciendo Alejandro Etienne Llano en el D.F? ¿Anda buscando mejores oportunidades, para qué o para quién? Que por cierto el alcalde victorense tendrá que nombrar a quien se haga cargo de sus relaciones públicas, pues Elly Filizola González le renunció de la dirección para dedicarse al negocio particular…

No le digo, Puras Charadas.