Al pie de la Letra

Un gran paso hacia la igualdad

Ser diferente no es el problema, el problema es ser tratado diferente. La discriminación es sin duda uno de los lastres y problemas sociales a los que día a día se enfrenta la humanidad desde hace mucho tiempo.

La historia nos cuenta que incluso en otras épocas hasta era algo habitual y aceptado entre la sociedad.Es un derecho humano tener una vida libre de violencia; la discriminación es violencia. La reforma a la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación fue aprobada por 422 votos y enviada al Ejecutivo para su publicación. 

Como diputado federal estuve a favor de su aprobación, pues fue una propuesta que salió de la Comisión de Derechos Humanos de la LXIII Legislatura, por lo que el impulso que se le dio, rindió frutos. 

En un México donde la tolerancia se practica poco y el abuso más, resultaba urgente tomar medidas.Con estas reformas planteadas y aprobadas por unanimidad, se le facultará al Presidente del CONAPRED para que emita y suscriba resoluciones e informes especiales, así como establecer medidas administrativas y de reparación que deriven de la tramitación de quejas presentadas ante dicho organismo por actos, omisiones o prácticas discriminatorias, que sean atribuidas tanto a particulares como a servidores públicos.

Lo anterior, es un gran paso hacia el México que todos queremos, dado que la lucha contra la discriminación, exige de una acción de la autoridad, ser eficiente y eficaz en la erradicación de todos los tipos de discriminación.

El desafío sigue siendo mayúsculo, los representantes de todas las fuerzas políticas del país se pusieron de acuerdo en este tema; coincidimos todos, en la importancia de vivir en un país libre de discriminación y en que nuestras acciones superen la frontera de solo quedar en el discurso, y que se reflejen en hechos.

Hagamos que la ley se cumpla para poder vivir en un ambiente de paz y armonía, donde la tolerancia y el respeto a los demás, nos de tranquilidad.