Al pie de la Letra

Le choix de la France

Los terroristas no buscan asesinar hombres y mujeres, quieren asesinar la libertad, nuestras sociedades abiertas, tolerantes, democráticas. Quieren intimidarnos y dividirnos, hacernos vivir en el miedo y la discordia. Con la convicción de que los terroristas que atacaron Francia no la harán cambiar de rostro, es el país de la libertad y la declaración de los derechos del hombre. Así concluyó hace unos días su intervención ante la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa el Secretario de Estado para Asuntos Europeos francés Harlem Désir.

El Secretario hizo una reseña de lo sucedido en Francia después de los atentados. Primero a la revista Charlie, el Hypercasher y los policías. Seguido de los ataques en Paris y Saint-Denis. Sin olvidar el de Bruselas contra el museo judío, en Copenhague contra una sinagoga, en Túnez, en Egipto contra un avión Ruso, en Bamako y en Estambúl, en Yakarta y Uagadugú.

La respuesta fue el decretar el estado de emergencia. Permitiendo la supresión de derechos y libertades en todo el territorio francés, estado de emergencia que será prorrogado otros tres meses. Es así que se ha podido avanzar en la investigación y castigo contra los responsables. No ha sido una decisión tomada sin críticas. Aun cuando existen controles parlamentarios y judiciales de cada una de las acciones emprendidas.

Le choix (la elección) de Francia, es no caer en la tentación de escoger entre luchar contra el terrorismo, o el respeto a los derechos humanos. Hacerlo sería dar gusto a los terroristas, que buscan justamente hacer eso, acabar con la libertad.

Pero al margen de lo que se pueda comentar, podemos coincidir en que la amenaza persiste. Por ello se tomaron medidas para proteger a los ciudadanos, respetar los derechos y las libertades y los compromisos internacionales.

Se busca con el estado de emergencia tener el tiempo suficiente para construir mecanismos eficaces de lucha contra el tráfico de armas y el lavado de dinero y para dar seguimiento a los franceses que regresen de Siria o Irak. No podemos olvidar que la mayor parte de los terroristas son ciudadanos europeos que como combatientes extranjeros fueron al medio oriente a recibir adoctrinamiento y entrenamiento militar.

Hará falta llevar a cabo el anunciado plan contra el racismo y la discriminación y la radicalización y su desarrollo en internet. Mejorar el control de las fronteras, mejor intercambio de información y continuar con la lucha intensa contra los terroristas en Siria.

Estrasburgo alberga al Consejo de Europa, su Corte y su Asamblea. En el área comercial se ubica la Plaza Kléber, que lleva el nombre por el General que dedicó su vida a hacer grande a su patria. En la estatua de Kléber se encuentran sus restos que junto a las centenas de velas y flores recuerdan a los muertos en los ataques terroristas recientes. Entre la versión que cuentan las ofrendas a los pies de Kléber y la que justifica el terrorismo como defensa propia o como venganza por la opresión económica, me quedo solidario con las víctimas del terrorismo y no con los victimarios.