Al pie de la Letra

Volver al pasado

Los mexicanos hemos cometido el error de medir el desarrollo del país en número de empleos generados, en el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) o en kilómetros de carreteras. Grandes acciones y obras que sin duda dan un mayor bienestar. Pero hemos olvidado que el verdadero desarrollo viene con el pleno respeto a los derechos humanos. 

El principal elemento para que estos derechos sean realidad, es el sistema de procuración e impartición de justicia. Dimos un gran paso con el nuevo sistema de justicia penal, pero lo moderno convive con prácticas del tiempo colonial. El arraigo es hoy una institución inexplicable ante la comunidad internacional. Los testigos protegidos, aunque en desuso, son hoy un espacio para otorgar el perdón a delincuentes arrepentidos.

Ya lo han manifestado diversas voces, la figura del testigo es útil, pero es aplicada de manera incorrecta, dado que los datos que aporta para la investigación son integrados sin la certeza de que sean veraces. 

Esta convivencia de lo moderno con lo atrofiado, hace posible que una denuncia se presente en la actualidad bajo el nuevo sistema, que se investigue bajo el sistema anterior y que las pruebas se trasladen al nuevo expediente. Estas prácticas permiten volver al pasado, y volver al pasado es algo que no nos conviene.

Por eso propondré la eliminación del arraigo, la eliminación de la figura de los testigos protegidos y dar reglas claras para el cierre de todos los expedientes que se iniciaron en el sistema anterior. 

Convencido estoy de que el México del futuro, con la sociedad del presente, necesita una justicia moderna y las reformas que planteo obedecen tanto a las recomendaciones internacionales, recibidas de parte de múltiples organismos, como a la firme convicción de que la maximización de los derechos requiere una profunda revisión a figuras que no se corresponden con un paradigma garantista. 

Un México moderno, próspero, democrático y tutelador de los derechos podrá alcanzarse cuando nuestra legislación se corresponda también con tal propósito. 


canekvin@prodigy.net.mx