Articulista invitado

La posible sustitución del jefe de Gobierno de Ciudad de México

En caso de que Mancera decida postularse al Senado se aplicará la figura de separación del cargo, por lo que será la Asamblea Legislativa la deberá nombrar a su relevo.

Ante la posibilidad latente de que el jefe de Gobierno de Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, se separe del cargo para contender como candidato al Senado de la República por la vía plurinominal, es necesario plantear algunas preguntas: ¿Quién ocupará el cargo de titular del Ejecutivo de CdMx y bajo qué figura? ¿Quién y cómo se designaría?

A pesar de que Ciudad de México cuenta ya con una Constitución, la normativa aplicable al caso seguiría siendo el Estatuto de Gobierno del Distrito Federal, toda vez que el artículo primero transitorio de la Constitución local señala que ésta entrará en vigor hasta el 17 de septiembre de 2018.

Por su parte, el Estatuto de Gobierno contempla dos supuestos concernientes al cargo de Jefe de Gobierno: 1) remoción del cargo y 2) separación del mismo. En caso de que Miguel Ángel Mancera decidiera contender para ser senador de la República, aplicaría la figura de separación del cargo. En este supuesto, correspondería a la Asamblea Legislativa realizar el procedimiento en virtud del cual se nombre al sustituto del Jefe de Gobierno.

Sin embargo, es también importante señalar que la persona encargada del Ejecutivo local, en tanto dicho nombramiento se produce, será el secretario de Gobierno, quien ocupará el cargo bajo la figura de encargado de despacho. Ahora bien, el procedimiento para realizar la sustitución del jefe de Gobierno en el caso de la separación del cargo es el siguiente:

La Ley Orgánica de la Asamblea Legislativa establece, en su artículo 95, que la renuncia del jefe de Gobierno será recibida por la Comisión de Gobierno o por la Mesa Directiva en caso de receso.

Posteriormente, será la mencionada comisión la que emita un dictamen sobre la procedencia de la designación, mismo que será enviado al pleno de la ALDF, que decidirá sobre la procedencia de la designación de un sustituto. Aprobada dicha procedencia, los grupos parlamentarios de los partidos políticos tendrán que enviar sus propuestas de jefe de
Gobierno sustituto a la Comisión de Gobierno o a la Mesa Directiva.

Una vez dado lo anterior, la comisión tendrá que emitir, de nueva cuenta, un dictamen, en el que señale si se cumplen o no los requisitos de elegibilidad de los presentados, deliberando sobre dichas propuestas, procurando el consenso.

Después de ello, existen dos supuestos: el primero de ellos es que la propuesta haya sido consensada en la comisión, en cuyo caso se votará en el pleno; el segundo de ellos es que haya disenso, en consecuencia, todas y cada una de las propuestas deberán ser presentadas y votadas, de igual manera, en el pleno. En ambos casos se requiere la votación absoluta para la designación de jefe de Gobierno sustituto —34 diputados.

Si Miguel Ángel Mancera decidiera esta semana separarse del cargo, la persona encargada del despacho sería el doctor José Ramón Amieva, recientemente nombrado como titular de la Secretaría de Gobierno capitalina, en tanto la Asamblea Legislativa nombra al jefe de Gobierno sustituto, que, incluso, podría recaer en la misma persona.

Flor de loto: Haz justicia a los demás, antes de exigirla para ti.

*Presidente del Tribunal Electoral de Ciudad de México
@drarmandohdz