Ciencia, educación y ambiente

Una valiosa mujer mexicana

En este mes son muchas las fechas que nos convocan a la reflexión y a las ceremonias conmemorativas, sin embargo también se registran sucesos que ameritan de nuestra atención y conocimiento en particular cuándo se trata de personajes que han sido precursores en los cambios que hacia la equidad se han realizado en nuestro país, siendo este el caso de la maestra, escritora y política Griselda Álvarez Ponce de León quien falleció un 26 de marzo del año 2009 dejando un importante legado que se manifiesta en su obra escrita en su trabajo político y sobre todo en su calidad humana.

La maestra Álvarez fue la primera mujer gobernadora que tuvo nuestro país asumiendo el gobierno del Estado de Colima para el periodo 1979-1985 su lema de campaña fue "Para progresar educar " lo que reflejaba su convicción por invertir en la formación intelectual de las nuevas generaciones y por promover los espacios que dieran las mismas oportunidades a todos, como lo manifiesta cuando en su discurso de toma de posesión convoca a las mujeres a "inaugurar un tiempo nuevo de plena igualdad con los hombres sin reclamar privilegios que no requerimos ni aceptar desventajas que no merecemos".

Griselda Álvarez tuvo que remontar múltiples obstáculos y retos para ocupar ese cargo que les abriría los espacios políticos a las mujeres, ya que no muchos vieron con buenos ojos su triunfo electoral y lo manifestaron colocándole un delantal blanco a la estatua del héroe indígena el rey Colimán.

Huérfana desde temprana edad tuvo una particular vocación por la enseñanza, estudió primero en la Escuela Normal de Maestros y después en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM en donde se graduó con mención honorífica. Desempeñó varios cargos como la Dirección del Museo Nacional de Arte, fue miembro de la Comisión Nacional de México para la UNESCO, Presidenta del Consejo Mexicano de Escritores.

Doña Griselda fue reconocida con diversas distinciones entre ellas la medalla Belisario Domínguez.

En su obra "Cuesta arriba Memorias de la primera gobernadora" la maestra Álvarez nos comparte sus apremios, preocupaciones y los retos que le significaron por ser quien ocupara por primera vez un cargo de esa importancia en México siendo mujer.