Ciencia, educación y ambiente

La magia del libro

Algunos miles de años después de que el ser humano se expresara verbalmente y seguramente tras múltiples discusiones y acuerdos entre esos primeros habitantes de este planeta, se registró en tablillas de arcilla la primera escritura pictográfica, la que respondía a la necesidad de dejar constancia de algún hecho , situación que consideran los expertos, era de corte religioso. Posteriormente esta expresión escrita, se reemplaza por los primeros signos de la más primitiva escritura la que se conoce por su forma como cuneiforme por estar expresada a base de pequeñas cuñas, y así con la ayuda de un objeto con punta fina y una tablilla de arcilla blanda se empieza a escribir la historia, los sucesos, las cantidades de animales o de las cosechas, los eventos religiosos, las poesías, etcétera, ya posteriormente se desarrollan por varias culturas signos abstractos para la representación de sílabas.

Pensándolo de esta manera no podemos dejar de considerar lo que habrá significado el acordar entre la sociedad de la época la forma de representar mediante signos algún objeto y ni que decir de algún suceso, imaginemos ponerse de acuerdo en que un trazo equivale a un objeto y así plasmarlo en las tablillas. Desde luego quienes escribían en estas tablillas eran personajes importantes, conocidos como escribas cuya capacitación y trabajo iniciaba a los 10 años de edad, se dice que tenían tal poder que el hecho de escribir el nombre de una persona podía significar su muerte.

Con tanta importancia que adquirieron estos escritos fue necesario conservarlos en un lugar seguro y accesible para la consulta de los autorizados de la época así que seestablecieron lugares especiales como la biblioteca del rey Asirio Asurbanipal en donde aparecieron 30 000 fragmentos de tablas de arcilla, también los egipcios contaban con importantes bibliotecas cuyo registro se puede observar en las inscripciones del templo de Horus.

La biblioteca de Alejandría una de las más importantes destaca porque se le consideró la más grande del mundo fundada en el siglo III a. C. por el rey Ptolomeo I.

En la interesante historia del libro también cuenta otro protagonista que se refiere al material que se utilizó para elaborarlo utilizando primero la arcilla, después el papiro, la seda, la piel de animal, las fibras vegetales hasta llegar a la celulosa de los árboles y ahora la tecnología.