Ciencia, educación y ambiente

Las importantes vitaminas

Ante el alud de información que el mercado nos ofrece para satisfacer nuestras necesidades alimentarias y la cantidad de productos que respaldan esta propuesta a veces no sabemos qué decisión tomar para conformar nuestra dieta diaria o la de la familia, particularmente cuándo pretendemos que ésta sea saludable equilibrada y económica.

Sabemos que es necesario consumir proteínas, grasas y carbohidratos pero poco énfasis hacemos en las importantes vitaminas las que por cierto poco fueron consideradas como tales, si bien era una antigua creencia el que ciertos alimentos tenían algunas propiedades para curar enfermedades, también se les atribuía efectos en el carácter y la disposición anímica, así en el año 1793 el filósofo Volney publica su Ley Natural en donde prohíbe los alimentos que dañan a la salud, y refiere que el consumo de vegetales predispone al reposo, a la pureza y a la dulzura, el consumo de la carne al vigor, la inquietud y audacia.

Incluso entre los egipcios los negocios y asunto importantes se trataban en ayunas para evitar las discusiones acaloradas.

Fue a finales del siglo XIX cuándo se empezó a inferir que más allá de los alimentos que tradicionalmente formaban parte de la dieta habría que considerar algunas sustancias que evitaban o curaban enfermedades, como sucedió con la enfermedad del beriberi que padecían los habitantes de las Indias Orientales Holandesas causándoles debilidad y muertey que se pensaba que la producía algún germen nocivo.

Sin embargo a pesar de los avances en el conocimiento de la vida microbiana en esa época no se podía encontrar ni la cura ni que lo producía. Fue ante esas circunstancias que un médico holandés Christian Eijkman empezó a investigar la enfermedad utilizando como referencia a un grupo de pollos, los que se enfermaron con síntomas muy parecidos al beriberi y de repente se aliviaron sin mayor intervención en ellos. El médico muy intrigado investigó y descubrió que cuándo los pollos se habían enfermado fueron alimentados con arroz sin cáscara el que era utilizado para alimentar a los pacientes humanos, y sucedió que un cocinero diferente les alimentó a los pollos con arroz con cáscara así fue como se aliviaron. La conclusión en este proceso fue que la cáscara de arroz tenía algún nutriente esencial que evitaba la enfermedad y que no tenía elarroz pulido éste descubrimiento le hizo merecedor del premio Nobel a Eijkman en el año 1929.

Las vitaminas son muy importantes para que el cuerpo funcione de manera adecuada y esté saludable.