Ciencia, educación y ambiente

La iluminacion del árbol de Navidad

Cuánta ilusión causa a los más pequeños de la familia y desde luego que a los grandes también, esta época navideña, que entre todo lo dicho cada año, está plena de buenos deseos, armonía, paz además de múltiples actividades que nos reúnen con la familia y amistades a la convocatoria de un festejo en común.

Esta época también tiene sus símbolos emblemáticos en los ornamentos navideños tan característicos, como son las flores de Nochebuena, los nacimientos cada vez menos comunes y el destacado protagonista que es el árbol de Navidad.

Éste último tiene una antigua historia, que parte desde la época en que se utilizaba solamente ramas de abeto colocadas en las esquinas de los cuartos de las casas para repeler espíritus vivientes y demonios, de ésta época pasamos a los primeros árboles de navidad que se ubican en Estrasburgo Alemania los que se adornaban con diversos colores y objetos alusivos y también se iluminaban con velas. Seguramente se habrán visto muy llamativos pero también representaban un gran riesgo pues el fuego de la vela tenía muy buen material inflamable en un abeto ya cortado y con su típica resina. Por éste motivo las velas encendidas duraban poco tiempo y eran vigiladas por los integrantes de la familia. Para la colocación de las velas se elaboraron porta velas de múltiples diseños sin embargo el riesgo de un incendio permanecía latente.

Finalmente para el año de 1882 hace ya 131 años uno de los compañeros de trabajo de Thomas Edison el inventor de la bombilla de luz, llamado Edward Johnson tuvo la idea de crear luces decorativas eléctricas para adornar su árbol de navidad familiar, así nació el primera árbol de navidad iluminado sin velas. Johnson lo hizo con 80 pequeñas bombillas causando gran sensación y también incredulidad pues las personas de la época creían que era un truco publicitario. Sin embargo estas nuevas bombillas eran tan caras que se sugería rentarlas Con el tiempo y el avance tecnológico las pequeñas luces se fueron transformando de tal suerte que hace un poco más de 100 años los grandes almacenes ya adornaban sus exhibiciones de navidad con árboles y coronas iluminadas con luz eléctrica. En ésta época moderna, las luces que ornamentan el árbol navideño, tienen costos más accesibles y pueden ser mejoradas con la nueva tecnología.