Ciencia, educación y ambiente

Los enigmáticos dinosaurios

Cuanta fascinación y sorpresa nos causan los dinosaurios; películas, cuentos, peluches, historias que cuentan de su presencia en lugares insospechados, en fin un sin número de imaginarios que se mueven alrededor de éstos animales prehistóricos.

Sabemos que aparecieron hace 230 millones de años y, de hecho los dinosaurios fueron dueños de la faz de la tierra durante más de 160 millones de años, mucho más de lo que ha existido la raza humana que llevamos apenas un aproximado de 175 mil años.

El impacto que nos causa ver la osamenta de un dinosaurio en algún museo en mucho se debe a la creencia que tenemos de que estos animales eran de gran tamaño e indiscutible fiereza, de hecho su nombre que significa "lagarto terrible" y que fue creada por el fundador del Museo de Ciencias Naturales en Londres, Richard Owen aparenta la fiereza que nos impresiona situación que no es exactamente así, pues los registros fósiles dan cuenta de dinosaurios de más de 40 metros de largo, hasta otros de 37 centímetros, asimismo no todos eran tan feroces ni depredadores como los hacen parecer algunas películas y la información que proporcionan algunos medios sino que muchos de ellos eran herbívoros, otros se alimentaban de pequeñas presas o incluso de insectos, y otros eran carroñeros, de hecho el temido Tiranosaurio Rex al que catalogamos como el rey de los depredadores llegó a medir 12 metros de la cabeza hasta la cola y pesaba ocho toneladas contra el peso del Stegosaurio que alcanzaba las tres toneladas.

Ante tal diversidad los dinosaurios desarrollaron múltiples maneras de protegerse ya fuera moviéndose en manada, o cubriéndose bajo una pesada armadura y en el caso de los pequeños desarrollando una gran velocidad. Pero que pasaba con los dinosaurios alados que también existieron durante esos millones de años, las evidencias fósiles muestran a especímenes como el conocido Archaeopteryx o al reptil volador conocido científicamente como Tuxupara cuyas alas medían más de cinco metros pero sus huesos pesaban solo 20 kilos, también se reportan a otros dinosaurios con cuatro alas que vivían en los árboles, sin embargo los últimos descubrimientos muestran que las plumas no eran privilegio de los dinosaurios alados sino que también los terrestres las utilizaban como aislante e incluso para lucirse durante el cortejo como se identificó en 2007 a unos restos fósiles encontrados por expertos de la Academia de Ciencia China.

Los dinosaurios no dejaran de asombrarnos ya que son parte de esta gran biodiversidad que vivió a su estilo y que desapareció de una manera tan repentina.