Ciencia, educación y ambiente

Los elementos de la vida

Seguramente muchos de nosotros recordamos que cuándo en clase nos hablaban del origen del universo, el origen de la vida, el origen del hombre, parecía que el maestro o maestra se refería a sucesos tan distantes y que se daieron en dimensiones enormes de tiempo, que nos resultaba difícil de comprender e incorporar en nuestro acervo de conocimientos por lo que en ocasiones memorizamos los datos para lograr pasar el examen pero no alcanzábamos la plena comprensión de tan importantes procesos.

Quizá por este motivo no valoramos los fenómenos físicos que dieron lugar a la presencia de los elementos que permitieron la vida, como lo fue el oxígeno en la atmósfera y el agua (H2O) en todo el planeta en sus diferentes estados, la que de acuerdo a algunas teorías apareció cuando la tierra primitiva se fue enfriando y las explosiones y erupciones volcánicas que entre otras cosas arrojaban vapor de agua permitió que este vapor se condensara y produjera las primeras lluvias formando así los océanos, éste fenómeno sucedió según los científicos hace 4 mil millones de años. Aunque existen otras teorías que son motivo de investigación para explicar el origen del agua en el planeta y que considera el factor extraterrestre, lo cierto es que la tierra es el único lugar en el sistema solar en donde encontramos agua en sus estados líquido. Sólido y gaseoso y en consecuencia ésta con el oxígeno molecular de la tierra son los responsables de la vida como hoy la conocemos.

Traigo esta historia porque en el marco de las celebraciones del Día Mundial del Agua este 22 de marzo se presentó el tema "Agua y Desarrollo Sostenible" y se considera la necesidad del agua para la reducción de la pobreza, el crecimiento económico, la salud humana, la seguridad alimentaria, el medio ambiente. Factores

Que son consecuencia de un proceso vital, pero que nos lleva a considerar el agua desde el punto de vista utilitario, así para el comerciante puede ser un compuesto de alta demanda comercial, para el científico un compuesto químico para el agricultor un elemento fundamental para sus cosechas y en general podríamos enumerar múltiples formas de incorporar el concepto agua a nuestra vida cotidiana.

Sin embargo olvidamos lo fundamental, el cuerpo humano tiene en promedio un 66% de agua en donde en el cerebro y la sangre se encuentra un alto porcentaje.

La necesidad de alimentos que plantea la creciente población se traduce en un incremento en la demanda de agua, de acuerdo a recientes cifras para el año 2030 la población mundial requerirá más del 55% de los alimentos que actualmente demanda, sumando a que el consumo de agua se multiplicó en seis durante el siglo XX. El escenario futuro nos lleva considerar estrategias integrales para conservar y aprovechar el vital líquido que es el agua.