Ciencia, educación y ambiente

La alegría de nuestras fiestas

En mucho la alegría de nuestras tradicionales fiestas así como uno de los estímulos más relevantes de nuestras reuniones, es la comida. Y en particular la comida mexicana la que en buena medida es parte de la cocina de Mesoamérica así como de la europea. Nuestras tradiciones no podrían celebrarse con tanto sabor y asociarse este a los recuerdos que guardamos toda la vida si no estuvieran acompañadas de nuestros variados platillos los que conforman la gastronomía mexicana la que fue reconocida por la UNESCO como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Son innumerables los platillos que en fechas específicas forman parte obligada de nuestras celebraciones, como los panes en sus diversas representaciones, las múltiples variedades de moles que existen en México, el chile que su presencia se remonta a más de 6000 años antes de nuestra era, y que su consumo tanto admiró a los conquistadores al grado que Fray Bartolomé de las Casas decía "sin el chile los mexicanos no creen que están comiendo"así mismo el frijol, el jitomate la calabaza que también están presentes en nuestros alimentos y ni que decir de los insectos que en el Códice Florentino escrito por Fray Bernardino de Sahagún se registran 96 tipos de insectos comestibles.

Dentro de toda esta riqueza gastronómica encontramos una planta conocida como amaranto el que se consumía desde la época prehispánica,se le conocía como huautli y se utilizaba como alimento, pero también tenía un lugar relevante en los rituales religiosos ya que con sus semillas se preparaba una pasta con la que se formaba el cuerpo de algunas de las divinidades prehispánicas, las que luego eran consumidas por el pueblo como parte de sus rituales.

Al ser amasado el amaranto con sangre la planta fue considerada casi demoniaca por los conquistadores,lo que llevó a erradicar su cultivo castigando fuertemente a quien no cumpliera este mandato. Por esta circunstancia el amaranto casi desapareció de Mesoamérica

Actualmente el amaranto es considerado una importante fuente de nutrientes, pues contiene vitamina A, C, Hierro Calcio Magnesio, por estas y otras propiedades fue seleccionado por la NASA para alimentar a los astronautas. También por la duración de sus flores son en algunas culturas símbolo de la inmortalidad.

Es común consumir amaranto en estas fiestas patrias en el tradicional dulce conocido como "Alegría" que aparentemente se le llama así desde el siglo XVI.