Ciencia, educación y ambiente

Valiosos compañeros de viaje

A veces sentimos que estamos solos en el mundoante una etapa depresiva o una emoción muy especial, pero realmente ¿estamos solos? Pues la mala, o buena noticia, es que en cualquier momento del privilegio de estar vivos y conscientes lo compartimos con incontables seres, unos más presentes y a nuestro alcance que otros, convivimos con perros, gatos, aves, o mascotas, también con otros que a veces nos causan problemas de salud o incluso nos desplazamos donde viven para observarlos o para que sean parte de nuestra supervivencia. En nuestro increíble planeta con sus 4 500 millones de años de haberse formado y con la presencia de los primeros seres vivos hace 3 500 millones de años han ocurrido múltiples cambios para dar lugar a la biodiversidad tan espectacular que abarca desde los seres más sencillos hasta los más complejos. Seres vivos que conocemos de su existencia pasada por registros fósiles y otros que nunca conoceremos pero que han sido parte de este concierto de presencias y ausencias de diversos organismos que a lo largo de millones de años han poblado la tierra.

Las extinciones se han presentado en diferentes momentos de la historia del planeta tierra, baste recordar a los dinosaurios que vivieron según los científicos 165 millones de años y se extinguieron hace 65 millones, y muchos que ante diversas circunstancias se extinguieron. Ahora un factor está causando un impacto adicional a la natural extinción y es la presencia de un ser vivo de reciente aparición en el planeta, el primer integrante, el Homo habilis (Hombre hábil) fabricante de herramientas de piedra apareció hace 2.5 millones de años... suspiro muy breve en el calendario geológico. En esta comparación el ser humano ha afectado al recurso en menos tiempo que la naturaleza. Ha modificado el entorno natural, realiza una caza desmedida, así se han extinto osos, tigres, rinocerontes, aves, anfibios, reptiles etc. y ahora entre otros, la posible extinción de la vaquita marina, este pequeño mamífero es atrapado en las redes ilegales que capturan a diferentes especies entre ellas el pez totoaba. Con esta referencia reflexionemos que la vaquita no es solo una especie hermosa sino como todos los seres vivos es parte del orden natural que requiere de nuestra consideración para que sigan presentes nuestros necesarios compañeros de este privilegiado viaje interplanetario.