Ciencia, educación y ambiente

Mexicanos creativos

Ya es un hecho contundente que este siglo XXI demanda de los diferentes integrantes de la sociedad múltiples habilidades, conocimientos y actitudes que tendremos que aprender y desarrollar tanto en la escuela como a lo largo de la vida.

Sin embargo también en este escenario se nos presenta la gran oportunidad de expresar nuestra capacidad creativa manifestando originalidad en el pensamiento y generando nuevas ideas, o alternativas a los retos que en el escenario impredecible que vivimos se presenten.

La creatividad comprende varios procesos mentales aunados a una gran perseverancia y claridad en lo que se pretende lograr. Este esfuerzo sostenido puede por lo general alcanzar las metas propuestas como sucede con los inventos en donde muchos de ellos han contribuido a mejorar la calidad de vida de la humanidad.

Lamentablemente no existe mucha difusión y reconocimiento a esos científicos o creativos que alcanzan grandes logros, si acaso existen referencias colaterales en ocasiones en los libros de texto, en donde se hace más énfasis en la descripción del invento o avance científico dejando de lado al sujeto que hizo esa aportación, los motivos que le llevaron a su descubrimiento, y los trabajos que enfrentó para lograrlo. También es digno de reflexión el hecho de que en ocasiones encontramos más datos e información sobre los científicos extranjeros que sobre los nacionales.

Aunque algunos de los inventos que han realizado los mexicanos han sido de impacto mundial como lo fue la televisión a color que inventó el Ing. Guillermo González Camarena, o el principio activo de la píldora anticonceptiva que el químico Luis Ernesto Miramontes y otros investigadores sintetizaron, o el invento de la tortilladora mecánica que realizo Fausto Celorio en 1940 logrando la industrialización de la tortilla poco se han reconocido.

Según el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual, hay al menos 200 mil inventos registrados, cifra que manifiesta la capacidad creativa de los mexicanos y lo importante que sería apoyar a ésta expresión del pensamiento humano para que los registros se incrementen.

Pero... ¿todos podemos ser creativos? Desde luego que sí, y de múltiples maneras, quizá haciendo una pieza musical original, o un guiso diferente, o una obra de arte que si bien no impacten socialmente, este es un buen principio para llegar a una expresión más acabada de la creatividad.

El estímulo, apoyo y reconocimiento a los creativos es fundamental para alcanzar esta expresión de la inteligencia humana sobre todo en edades tempranas,como también puede anularlo un juicio negativo.