Ciencia, educación y ambiente

Cuéntame un cuento

Cuántas veces no habremos escuchado ésta petición en boca de algún pequeño cercano a nuestros afectos, pero a veces o quizá la mayoría de los días no tenemos tiempo y este requerimiento queda sin respuesta.

El tiempo es lo que más falta nos hace en ésta época moderna y decimos coloquialmente que quisiéremos días de más de 24 horas, sin embargo dedicar tiempo a la lectura de cuentos o historietas con los pequeños es un acierto que no sólo contribuye a conciliar el sueño, sino que de acuerdo con algunos autores entre ellos Bruno Bettelheim célebre psicólogo infantil, las lecturas para niños bien seleccionadas y sobre todo comentadas y reflexionadas con ellos, pueden ser profundamente formativas, y promotoras de los sentimientos de justicia, fidelidad, amor, valentía, entre otros, mediante el descubrimiento que los mismos niños hagan de los valores que se presentan en los personajes que son motivo de su lectura. En éste sentido la lectura contribuye a que los niños sean más reflexivos, enfrenten sus propios temores, se estimula la memoria, y los mecanismos de expresión.

También los recientes estudios del cerebro hacen énfasis en la importancia que tiene el que los niños fortalezcan su imaginación y la reflexión así como crear ambientes estimulantes que desarrollen emociones y habilidades cognitivas. La importancia de considerar la forma en la que aprende el cerebro en las diferentes etapas de la vida está llevando a considerar las neurociencias en la educación

El cerebro infantil es extraordinariamente plástico, y puede adaptar su actividad creando nuevas conexiones entre las neuronas, si consideramos que el ser humano al nacer percibe básicamente sombras, y que después de varios años es capaz de leer, podemos dimensionar el proceso de maduración cerebral que se realizó en ese tiempo y que es justamente cuando los pequeños solicitan la lectura de algo que le causa interés pero que aún no tienen la madurez para aprender a leer por sí mismos lo que les interesa y estimula.

Por cierto la lectura, es una de las seis funciones que como humanos podemos realizar, además de decodificar el lenguaje mediante la audición, utilizar el sentido del tacto para percibir el mundo que nos rodea, Caminar erguido, hablar uno o varios idiomas y utilizar las manos usando la posición de pinza

Esperemos que con el estímulo de la lectura que realicen en familia sean mexicanos aficionados a pasar un buen rato en la librería para seleccionar libros que estimulen su mente y le fomente una vida cerebral plena y creativa.