Ciencia, educación y ambiente

Conocer a la Madre Tierra

Es una realidad que en la imaginación de las diferentes culturas que han formado parte de las sociedades humanas a lo largo de la historia, han existido múltiples interpretaciones del mundo que nos rodea, por lo general estas interpretaciones transitan por una explicación básicamente sobrenatural o fantástica de los fenómenos propios de la naturaleza. Sin embargo también se ha conformado el camino para sustituir estas creencias por conocimientos y explicaciones científicas trayecto que ha sido largo y en muchas ocasiones muy accidentado pues incide en las creencias ancestrales, religiosas e históricas que como sociedad tenemos.

Una de estas creencias ha sido la forma que tiene nuestro planeta tierra, la que en una época pasó de ser plana como un inmenso disco rodeado por agua, a una forma esférica, o bien cilíndrica como la consideraba el filósofo griego Anaximandro. También se le consideraba de una manera muy singular, que la asociaba a la forma de un huevo en el útero del universo. Finalmente la idea más firme sobre la forma esférica de la tierra se inicia con Aristóteles y la consolida Ptolomeo (100-170 d.C.) quien dice que además de esférica es inmóvil y se ubica en el centro del universo con los planetas y el sol girando a su alrededor. Con estas creencias la madre tierra era sujeto de la interpretación que de ella hacían los humanos.

Trascender las creencias para llegar al conocimiento científico en este caso de la forma de la tierra, de su ubicación en el sistema solar, y sobre todo que no era el centro de éste, costó tiempo, y la vida de algunos que se atrevieron a afirmarlo. Pero ahora resulta que el concepto tierra que conmemoramos este 22 de abril no es exclusivamente el globo terráqueo,la tierra es un sistema integrado que se conforma por la interacción constante de la hidrósfera, la biósfera, la atmósfera.

Para comprender los fenómenos naturales que se presentan en la naturaleza y que particularmente hoy en día nos preocupan por su magnitud e impacto requerimos entender que la tierra integra diversos procesos dinámicos que han conformado a nuestro planeta y que lo mantienen en la condición adecuada para que la vida se siga manifestando. Afortunadamente cada día hay más preocupación por parte de la sociedad por conservar y respetar nuestro entorno natural, se conoce que actualmente el Día de la Tierra ya es celebrado por más de 500 millones de personas en 85 países del mundo, esperemos que este interés se mantenga todo el año como parte de las acciones que permanentemente tenemos que realizar para que siga funcionando de manera integral.