Ciencia, educación y ambiente

Atmósfera y vida

Son muchos los temas que con motivo de la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, este 5 de junio, se comentarán y que a la vez serán referencia para llevar a cabo múltiples actividades de todo tipo, orientadas a la toma de conciencia sobre la importancia que tiene cuidar nuestro entorno natural y la necesidad de las políticas públicas que lo respalden, el tema que para esta ocasión se eligió por las Naciones Unidas es "Alza tu voz no el nivel del mar" que de alguna manera nos remite al calentamiento global y a la consecuente elevación de las aguas del océano.

Nuestra visión antropocéntrica nos lleva a creer que todo lo que nos rodea en el entorno natural está para servirnos, por lo mismo difícilmente lo cuidamos o respetamos, como lo muestra la historia del deterioro ambiental, sumando a éste problema el que se nos olvida que la vida es un fenómeno único y espectacular que no valoramos. Simplemente los procesos que han ocurrido en nuestro planeta para que se presentara la vida son como de ciencia ficción, y tomaron millones de años para crear las condiciones adecuadas para la vida.

Partamos primero de un número que no alcanzamos a comprender o dimensionar en su justa expresión y que nos remite a 4 mil 500 millones de años, atrás en nuestro planeta, para imaginarlo en ésa época incandescente y rodeado por una espesa nube de gases y polvo, al paso de otros millones de años y poco a poco la tierra se enfrió y así se forman los continentes, los volcanes ya presentes, hacen erupción muy frecuentemente y la atmósfera que era irrespirable contenía mucho CO2, metano, amoniaco y vapor de agua pero nada de oxígeno. Cuándo se forman los océanos al pasar el vapor de agua a un estado líquido aparecen unas formas de vida espectaculares que podían utilizar para su metabolismo el amonio y el CO2 que estaba disuelto en el agua y transformarlo en oxígeno mediante un proceso que a veces en la escuela a los alumnos les cuesta mucho comprender y que se llama fotosíntesis. Se forma también el ozono que protege a la tierra del paso de la luz ultravioleta y ... ¡listo! ya puede iniciar el camino que permite que la vida exista como la conocemos, con múltiples expresiones y riqueza natural.

Algunos países cuentan con una gran biodiversidad por sus condiciones de clima y geográficas, otros tendrán menos, pero en todos se expresa la vida en sus múltiples manifestaciones. México pertenece al grupo de los 17 países megadiversos en los que se concentra el 70% de las especies en el mundo.