Ciencia, educación y ambiente

Alegría infantil

Entre todos los festejos que en el año se presentan quizá uno que enfrenta a situaciones que nos cuestionan es el Día del Niño. Quien no quiere ver felices a sus pequeños en éste día y darles gusto obsequiándoles algo que siempre solicitan o que manifiestan su deseo expreso por algún juguete o un objeto para su diversión, sin embargo el conflicto para los adultos consiste en elegir algún obsequio que no se relacione con la violencia, o que les signifique un motivo de sano esparcimiento.

Lamentablemente los juguetes que a los niños les llama la atención y con los que manifiestan estar felices no son necesariamente los que consideramos puedan darles educación, cultura y entretenimiento, sino justamente los que quisiéramos que no fueran parte de su entorno todos los días.

Pero en este sentido hay interesantes noticias. En estudios recientes los expertos mencionan que un 50% de la felicidad se debe a factores genéticos, un 10% a las circunstancias vividas y un 40% a la actividad emocional por lo tanto podemos a través del control, guía y manejo de nuestras emociones aprender a ser felices.

Si bien en una encuesta los niños responden casi en un 50% que les causa gran felicidad recibir juguetes, también su felicidad se asocia en el otro 50% a la compañía de sus padres, seres queridos y amigos y es en este escenario en donde debemos buscar las oportunidades para que los niños disfruten en compañía de la familia.

Estamos conscientes de que requerimos de tiempo para dedicar a la convivencia con los hijos, también es cierto que enfrentamos en ésta época un necesario cambio de actitudes y estrategias que nos permitan organizar nuestras actividades cotidianas para dedicar a los pequeños el espacio de motivación y apoyo a sus juegos, los que contribuyen entre otros aspectos a fortalecer su desarrollo afectivo y emocional, el juguete que utilicemos como regalo tiene un fin que trasciende el momento festivo para incidir en la formación de la personalidad de los niños a través del juego.

Que mejor que ésta actividad la orienten quienes comprenden su importancia y lo visualicen como la oportunidad de estar cerca de los niños y niñas y no como la oportunidad de que se entretengan y no den lata, es válido el festejo con un juguete pero más importante es sumarle el tiempo que dediquemos a encontrar con "nuestros" niños y niñas la oportunidad de la comunicación y la creatividad.

Un factor aliado en el proceso del encontrar la felicidad es estimular la curiosidad sobre algún objeto o actividad para que a través de la observación y la búsqueda de respuestas de nuestros pequeños resulte estimulante investigar sobre el tema que analizan y después compartir sus hallazgos con sus compañeros o la familia. Resultado de una encuesta realizada en Brasil los niños responden que les hace muy felices en orden de importancia estar con los abuelos, jugar con los amigos y practicar deporte.