Analecta de las horas

Mis 15 libros del 2014

Aclaro que esta es una modesta propuesta y no (como lo toman algunos) un juicio inapelable, la cual espero sea del agrado de los lectores.

Al igual que en otros años, Carlos Puig me solicitó para su programa de MILENIO TV (En 15) el listado de los libros que yo juzgo como los más recomendables del período. Como siempre, este ejercicio generó diversos remordimientos por los libros que necesariamente quedaron fuera, pero que, en un listado más amplio, es seguro que habrían sido seleccionados.


1) “Trilogía de la ocupación”, Patrick Modiano, Anagrama. Los orígenes del Premio Nobel de Literatura 2014 quedan plenamente explicados en estos tres libros integrados en un solo volumen. La Francia ocupada por los nazis y la atmósfera antisemita son parte sustantiva de esta obra, que el autor siempre define como un proyecto de continua reescritura de la misma historia.


2)Los sonámbulos”, Christopher Clark, Galaxia Gutenberg. Cuando se cumplen 100 años del inicio de la Primera Guerra Mundial, los materiales historiográficos sobre esta conflagración abundan. Sin embargo, puesto a elegir, me quedo con el de Clark, cuya sobriedad y profundidad me parecen superiores al contarnos toda la irracionalidad que se tuvo que concentrar para que diera comienzo esta feroz lucha.


3)El hambre”, Martín Caparrós, Planeta. Uno de los jinetes del Apocalipsis en manos de un gran escritor que ronda la crónica y el ensayo para presentárnoslo. El autor argentino viajó por muchos lugares del mundo recogiendo los más crueles retratos del hambre.

 

4) “Nos vemos allá arriba”, Pierre Lemaitre, Salamandra. El título es, desde luego, la esperanza de un moribundo de que Dios lo reúna con su amada en el cielo; pero encierra todas las correrías de varios personajes que emergen lisiados e inadaptados de la Primera Guerra Mundial. Lo mejor es que deja el dramatismo para dar paso a un humor fino e inteligente.


5) “Adiós a los padres”, Héctor Aguilar Camín, Literatura Random House. Llegado el momento, todo gran escritor se enfrenta con su pasado familiar. Aguilar Camín lo ha hecho con extraordinaria maestría literaria y comprometiendo toda su sensibilidad en cada página, alcanzando el punto más alto de su novelística.


6) “Cortázar de la A a la Z. Un álbum biográfico”, Aurora Bernárdez y Carles Álvarez, Alfaguara. A Cortázar le habría encantado este juego-álbum-abecedario biográfico que entresaca todos los pasajes fundamentales del autor de Rayuela, junto con una serie de extraordinarias fotografías del escritor.


7) “El capital en el siglo XXI”, Thomas Piketty, FCE. Muchas cosas las adelantó el buen Marx, pero hacía falta una mirada a la acumulación de capital que abarcara los últimos 200 años y que se planteara algunas conclusiones de política económica (gravar en serio a la minoría que es casi dueña del planeta).


8) “El conde y otros relatos”, Claudio Magris, Sexto Piso. La exquisita prosa del Premio FIL 2014 se deja disfrutar plenamente en los cuatro relatos reunidos en este volumen, que nos muestran algunos componentes de su universo literario: la reflexión sobre la muerte y el destino o la capacidad humana para aceptar los hechos.


9) “Todo lo que hay”, James Salter, Salamandra. Esta obra, que ha marcado el regreso del autor después de varias décadas de no escribir, ocupa ya un lugar central en el panorama de las letras estadunidenses, al punto de ya ser considerada como su mejor novela. Es el relato, sin ninguna  concesión, de una vida; el encuentro con lo más profundo que pueda definirse como experiencia humana.


10) “Transatlántico”, Colum McCann, Seix Barral. Una carta que nunca llega a sus destinatarios es el pretexto para hacernos viajar a los siglos XIX, XX y la época actual, todo con el mismo boleto transatlántico que compraron sin saber distintas generaciones. Una novela con mayúsculas, bellísima y sorprendente.


11) “Campo de guerra”, Sergio González Rodríguez, Anagrama. Las nuevas hegemonías que surgen de la debilidad de los Estados nacionales, en un contexto global y con nuevas tecnologías empeñadas en construir un mundo transhumano.


12) “Malala. Mi historia”, Malala Yousafzai, Alianza Editorial. Escogí este libro porque creo que todos los jóvenes pueden aprender a dimensionar la educación a partir del valeroso ejemplo de esta joven paquistaní, blanco de los terroristas talibanes por el solo hecho
de querer asistir a la escuela.

 

13) “París desaparece”, Héctor Manjarrez, Era. El ir y venir de un joven escritor mexicano en el París de los años sesenta, cuando los cafés eran el cuartel de la inteligencia francesa. Manjarrez, uno de los grandes novelistas mexicanos, ha escrito magistralmente una historia donde las esperanzas y las lealtades (aun las familiares) son cuestionadas por el despertar de un joven sensible que no puede ver sino desaparecer a la Ciudad Luz.


14) “Octavio Paz en su siglo”, Christopher Domínguez Michael, Aguilar. El estudio más acabado en torno a la trayectoria intelectual y artística de Paz. Obra por demás pertinente e indispensable en el centenario del poeta.


15) “La comemadre”, Roque Larraquy, Turner. Una novela que invoca en primer lugar un calificativo: extraña, tanto como lo es siempre la literatura pura. Su autor, un joven escritor argentino, ha ingresado con ella por la puerta grande de las letras latinoamericanas.


ariel2001@prodigy.net.mx