DE RAÍCES Y HORIZONTES

Un aire de nostalgia

Tener la oportunidad de recomendar públicamente el texto de un coterráneo, es un acto mágico. Soy orgullosamente de Matamoros, Coahuila, tierra que vio nacer a Manuel Muñoz Olivares. El libro Un aire de nostalgia. La pintura de Manuel Muñoz Olivares, es una cuidadosa selección de la obra más bella y representativa de este pintor.

En la presentación escrita del libro, el rector de la UNAM, José Narro Robles, reconoce el talento del matamorense y hace referencia a que su obra es un elemento de nuestra identidad nacional.

Por su parte, Felipe Garrido cita a Salvador Novo, quien hizo la siguiente afirmación de Muñoz: “ocupa un lugar de primera fila en la pintura mexicana de todos los tiempos.”Tengo la firme convicción que el artista, de cualquier manifestación que sea, refleja en su obra gran parte de su esencia. Muñoz no es la excepción.

Garrido menciona las difíciles condiciones de la infancia del pintor. De las obras que más llamaron mi atención es la titulada “Mi ranchito”,  una imagen de nuestro Matamoros, Coahuila.

Bajo el cielo blanco, enmarcado por unas ramas de mezquite, muestra una enorme pared de adobe, en cuya extremo descansa un viejo un poco triste, que observa el andar de una anciana y su escuálido perro, también triste.

Es el Matamoros que vivió Muñoz. Con ese adobe que los matamorenses tenemos en la mente. En lo personal, recuerdo la casa de mi tío Agustín Silveti, con el adobe expuesto, al cual, de vez en vez, mordíamos de su tierra. En la obra de Muñoz, podemos ver la amalgama de la naturaleza, la vida humana y animal.

El pintor nos regaló imágenes demandantes de las condiciones sociales precarias reflejadas en el campo mexicano, abonadas con una carga social, emotiva e ideológica. Me cautivó también su espléndida forma de retratar la figura humana. Hablan los rostros, los cuerpos, y los objetos en su obra.

Con algunos retratos, enaltece la gastronomía como elemento de identidad cultural. Un aire de nostalgia es una pequeña muestra de cómo mi paisano retrató con las manos asidas al alma. Un libro que debe estar en las casa de todo coahuilense y mexicano. (Fragmento del texto leído en la FILA, el tres de junio.) 


biznagaas@hotmail.com