DE RAÍCES Y HORIZONTES

Tordos

Son las ocho de la noche del miércoles nueve de abril, estoy cerca del Lienzo Charro de Torreón Jardín, en Torreón, Coahuila. Escucho un fuerte trinar. Camino hacia la calle Cipreses y por encima de mi cabeza pasan numerosas parvadas. Se trata de aves bicolores con la cabeza y el pecho amarillo y el cuerpo negro azabache.Me siento en el piso a observar la congregación. Generan gran algarabía, que envuelve el parque.


Media hora después, se ven pobladas con esta especie cinco pinabetes. Continúan con su fiesta, comunicándose entre sí, al mismo tiempo. Veo pasar gran cantidad de personas que pasean a sus perros y acuden a ejercitarse. Los paseantes solo ven a sus acompañantes y a sus mascotas. Solo una pareja le pide a su hijo que admire la comunidad de aves. Se quedan unos minutos observando.


Los siguientes días de la Semana Santa, voy al Lienzo charro a la misma hora. Es el único hogar provisional de los pájaros en este parque. En el Bosque Venustiano Carranza veo un grupo por la Calle Cuauhtémoc. Para obtener información al respecto, acudo con mi gurú ambientalista, el doctor Francisco Valdez Perezgasga. Me hace favor de ilustrarme al afirmar que son tordos de cabeza amarilla, cuyo nombre científico es Xanthocephalusxanthocephalus. Me comenta que los colores del macho son más intensos, tanto el amarillo como el negro; mientras que el amarillo de la hembra es más opaco y el resto más bien marrón.


El doctor también me hace saber que son especies migratorias. Llegan de Norteamérica a principios de octubre y en estas fechas inician su retorno. En las ciudades laguneras pasan las noches en grandes grupos en parques, avenidas y zonas arboladas. No acuden a los mismos sitios todos los años.


Esta familia de voladores confirma lo que leí hace muchos años, que en las aves, en su mayoría el macho es más bello que la hembra. Esto, como una manera de proteger a la especie, ya que los depredadores prefieren terminar con la vida de los especímenes más atractivos.Tú, ¿eres como los que pasaban sin observar, o cómo la pareja que le mostró las aves a su hijo?


biznagaas@hotmail.com