DE RAÍCES Y HORIZONTES

Todos somos

Llegó a mis manos un texto titulado Filosofía para no filósofos, de Germán Iván Martínez Gómez. Confieso que el tema me es totalmente ajeno y me cuesta mucho trabajo poder discernir sobre el mismo. Cuando alguien se refería a filósofos no podía evitar imaginar a hombres sabios, con mucha paz y envueltos en túnicas, con capacidad de discernir cualquier problemática y aportar las soluciones más atinadas.


Sin embargo, en un esfuerzo de romper paradigmas y conocer algo nuevo, leí el documento. Gracias a este autor entendí que los filósofos no estudian esta materia ni se gradúan como tales, son quienes constantemente preguntan, averiguan, y cuestionan lo que existe a su alrededor y un poco más allá. Me resultó interesante saber que todos de alguna manera somos filósofos porque nos cuestionamos desde cosas sencillas, sobre nosotros mismos, hasta más trascendentales como el bien, el mal, la virtud, la muerte, lo valores y la moral, entre otras cosas. Desde que nos levantamos cada día nos preguntamos cómo nos vamos a vestir o qué desayunaremos. Nos preguntamos para poder atender diversas situaciones o problemas, constantemente nos cuestionamos, esa es una manera de filosofar.


En Filosofía para no filósofos se afirma: “Nada dentro de la filosofía nos es ajeno, y la filosofía lo estudia todo. En expresión de Savater, (Historia de la Filosofía sin temor ni temblor, Ed. Espasa, México D.F., 2010, pág. 203)  “la filosofía abarca más que aprieta”, pues muchas sonsus preocupaciones y pocas, poquísimas, sus respuestas.” El mismo autor escribió (p. 289): “… El pensamiento abstracto es un instrumento excelente y necesario, pero los pensamientos más elevados tienen su raíz en nuestro ser físico, en la extraña manera en que nuestro corazón que ama se entrelaza con nuestro corazón que bombea sangre, y en el hecho de ser mortales.”


A pesar de la antigüedad de esta disciplina, de los grandes filósofos con sus teorías, siguen siendo más preguntas que respuestas. Qué bueno saber que los filósofos no son seres extraordinarios, sino que todos lo somos, pero sin túnicas.


biznagaas@hotmail.com