DE RAÍCES Y HORIZONTES

Sabor e historia

Caminar en espacios diferentes a los cotidianos siempre es alentador. Me gusta hacer largos recorridos, percibir colores, aromas, escuchar leyendas e historias de un acento particular. Observo con atención todo lo que está frente a mis ojos, mientras imagino cómo era la vida entre esas paredes.

Recientemente, fui con mi familia al ex convento donde se inventaron los chiles en nogada en Puebla, hoy llamado Museo de Arte Religioso de Santa Mónica. Muchas generaciones de monjas agustinas vivieron en ese bello lugar desde el siglo XVIII y hasta 1934.

Llamó mi atención la hermosa cocina. Los fogones forrados de la talavera típica de Puebla, me llevaron a imaginar cómo serían los pensamientos de las monjas mientras cocinaban. Si se permitían deleitarse con sus exquisitos platillos que preparaban para los virreyes.

¿Solo los probarían o algunas de ellas podrían sentarse al lado de los máximos jerarcas religiosos? ¿Cómo sería su expresión, al probar el resultado del sabor del chile en nogada? ¿Podrían darse el lujo de sentir ese gozo profundo que hacemos el resto de mortales al deleitarnos con esas delicias? Imagino el aroma que despedía esa enorme cazuela de barro, mientras una monja meneaba con la cuchara de madera la carne con las almendras, piñones, acitrón, las peras, los duraznos y demás ingredientes.

Cuanta paz debía tener para lograr ese amasijo de elementos que resulta difícil imaginarlos juntos.

Pensaría tal vez en agasajar a Agustín de Iturbide y a Vicente Guerrero, justo después de  firmar los Tratados de Córdoba para dar fin a la Guerra de Independencia de México, en agosto de 1821.Como bien sabemos, las agustinas plasmaron los tres colores de la bandera en su platillo que es emblema nacional.

En la enorme alacena, emulan algunos de los ingredientes de este platillo que le ha dado fama a nuestra cocina nacional. Sigo imaginando a Iturbide y a Guerrero frente a los chiles en nogada, rodeados de monjas y del virrey. Envueltos con el aroma de ese incipiente y delicioso platillo. ¿qué palabras saldrían de su boca después del primer bocado? 


biznagaas@hotmail.com