DE RAÍCES Y HORIZONTES

Joven fuerte

Torreón es una ciudad joven que ha demostrado su fortaleza en varios ámbitos. Radicar en ella es uno de los principales obstáculos, solamente por su clima. Tolerar más de cuarenta y cinco grados a la sombra es la primera prueba de resistencia.

En el terreno religioso, los inmigrantes árabes establecieron la primera Mezquita del país en Torreón; por su parte, los católicos han formado una diócesis sólida, y otras religiones como protestantes y bautistas se han propagado en La Laguna. 

En las letras, contamos con los únicos dos coahuilenses pertenecientes a la Academia Mexicana de la Lengua, me refiero a Saúl Rosales y a Mauricio Beuchot. Se ha creado una tendencia importante con escritores que han marcado un estilo y han dejado huella más allá de la comarca, algunos de ellos, jóvenes.

La industria Peñoles sigue siendo la primera exportadora de plata en el mundo. Nuestro equipo de Futbol en treinta y dos años ha ganado cinco copas de la Liga MX.

La idea de escribir este breve análisis fue a raíz de una charla con un amigo saltillense, quien me preguntó con sorpresa si en Torreón también había Cimaco y Soriana. Con orgullo le dije que ambas industrias nacieron aquí, y que gracias a Torreón, su ciudad tiene un Cimaco y varias Sorianas.

De esta última hay en casi todo el país y Cimaco cuenta con una sucursal más en Mazatlán. Le comenté casi sin tomar aire que donde él ha comprado muebles, en la tienda Gala nació en Torreón, lo mismo que la Papelera del Norte.

Al igual el restaurante El Costeñito inició en Torreón y ya cuenta con dos sucursales en Saltillo. Imposible que no viniera a mente la empresa lechera Lala, diseminada por todo el país y con gran diversificación de productos (con todo y no que no esté de acuerdo con su irracional extracción de agua).

No recordé otros logros laguneros, para seguir presumiendo con mi amigo.  Se quedó muy serio y sorprendido. Ya para terminar el tema, le dije que recordara  que Saltillo tiene 438 años como ciudad, mientras que Torreón cumplió un siglo y ocho años.

¿Nada mal para una ciudad joven, no crees? 


biznagaas@hotmail