DE RAÍCES Y HORIZONTES

Habla lagunera

Con el libro Jales sobre habla lagunera, del maestro Saúl Rosales, reconocí a su autor interesado en rescatar las raíces de la región en especial en nuestra singular forma de expresarnos. Conversa sobre la herencia náhuatl en el habla lagunera. Destaca entre muchas otras palabras: atiriciado, agüitado, catarrín, crispetas, echar pica, el doble sentido del puchero, el eufemismo a la cola, guaripa, quequis, lonches, teporocho, parvulitos y zacate.


La obra tiene años de cuidadosa investigación. Encontramos en esta obra interesantes referencias entre ellas de fray Bartolomé de las Casas, Miguel de León Portilla, fray Bernardino de Sahagún, William Shakespeare y su queridísimo libro Don quijote la mancha. El interés del galardonado escritor por dejar constancia de nuestra Comarca Lagunera, se percibe en esta obra, pero también en otras de su autoría.


Leer al maestro es imaginarlo mientras platica. Pero conversar con él, es como si estuviésemos entre las páginas de algo de sus libros. Acomoda en la mente con cuidado cada palabra antes de llegar a nosotros, las escoge y las teje en silencio. Saúl es tan sabio como sencillo. Su dedicación le ha valido ser miembro de la Academia Mexicana de la Lengua. Solo hay dos coahuilenses con esta distinción.


El también poeta con su aderezo sabrosón y picaresco, nos enseña el origen de muchas de las palabras que en otras tierras nos delatan como laguneros. Moyote es uno de los términos favoritos. Sobre dicho ser alado, Rosales escribe en la página 66: “…el imprescindible fray Bernadino de Sahagún apuntó en el en libro XI de la Historia general de las cosas de la Nueva España: “Hay mosquitos zancudos que se llaman móyotl; son pardillos y son como los de Castilla y pican como los de Castilla.”


Hace días fue la presentación de dicho ingenioso libro de Rosales en esta ciudad. Tuve la fortuna de comentarlo, al lado del propio autor y de otra importante pluma lagunera: Carlos Castañón Cuadros. Las ideas vertidas en esta columna son parte del texto leído en dicho acto. Felicidades a Torreón por contar con Saúl Rosales.


biznagaas@hotmail.com