DE RAÍCES Y HORIZONTES

Ecos de las marionetas

Con sorpresa recibí muchos comentarios relacionados con mi columna anterior, titulada “Marionetas”. Se refería al olvido de estos artefactos del siglo pasado que los niños ya no conocen. A continuación transcribo fragmentos de algunas respuestas. Rosy Monterrosas, me mandó este mensaje: “Hoy vinieron dos niños a mi casa.

Estuvieron sentados tres largas horas jugando en las mentadas tabletas. ¡Afortunadamente, no era mis hijos! En Huamantla, Tlaxcala hay un museo de títeres, búscalo, es interesante. Elsa Herrera, escribió: “Pienso en las canciones de Cricri y me las imagino actuadas con marionetas. Hay que rescatar la inocencia de la imaginación de nuestros niños de hoy.

”Por su parte, Alibeit Kakes, me compartió: “En Cuba existían funciones con marionetas. Las había para niños y para adultos.

Teatro Guiñol era el nombre de la compañía dirigida por dos hermanos: Los Camacho. Afectos”A la vez, Lety Rodarte, reflexionó: “Este mundo tan aceleradoen tecnología, hace que nuestros niños pierdan esa capacidad de asombro ante lo que realmente puede estimular su creatividad, como leer un libro, jugar con sus títeres, o simplemente dibujar.

Sigamos fomentando este tipo de actividades ahora en nuestros nietos”. Mi prima Gaby Ayup, recordó: “Vaya que tengo un recuerdo guardado en mi memoria.

Yo tenía como siete años, cuando mi mamá me hacía carcajearme cuando movía mi marioneta.” Astrid González, me escribió: “Depende de los papás en qué se divierten los niños. Ahora los dejan jugar con la tableta por comodidad. Gracias a Dios, mis hijas se tiran al suelo a jugar con sus hijos.

”Otra de mis primas, Gris Ayup, me dio una idea que la empecé a compartir tan pronto me la dijo: “Voy a comprar títeres para los nietos de mis hermanos.

Nos juntamos los sábados en casa de mi mamá y jugamos con los pequeños a lo que nosotros jugábamos de chiquitos.” Creo que vale la pena reproducir este ejercicio, como dijo Nadia Salas: “Lo haré en mi familia.

Así fomentamos la reunión con la familia y rescatamos esos juegos que tanto nos hicieron reír”. 


biznagaas@hotmail.com