DE RAÍCES Y HORIZONTES

Doña Adela

La Comarca Lagunera estuvo convulsionada con la batalla de Torreón entre 1911 y 1914. El hecho fue el enfrentamiento militar que dio inicio a la Revolución Mexicana, entre los constitucionalistas de Pancho Villa y las fuerzas federales defensoras de la región. En Torreón se suscitaron tres batallas, una de ellas fue el 8 de marzo de 1914, cuando Villa inicia la lucha armada con armamento que robó del ejército. Viajó desde Texas a Chihuahua, aumentando sus seguidores que se unieron a su causa.
En ese escenario bélico nace el 15 de marzo de 1914 Adela Vélez Adriano en Viesca, Coahuila. Fue educada en la cultura del esfuerzo en una familia modesta. Estudió hasta segundo de primaria y desde corta edad inició a trabajar para ayudar con la manutención de sus hermanos más pequeños. Es dueña de una numerosa familia con hijos, nietos, biznietos y tataranietos.


A los 20 años se convirtió en partera de su pueblo. El primer parto que atendió fue precisamente, a su madre cuando dio a luz a su última hija. Fue su mamá, doña María Adriano quien le capacitó para este oficio. En más de 40 años nunca tuvo problemas con el nacimiento de ningún bebé, decía que los doctores no sabían bien acomodar a la criatura y que les hacían cesárea a las mujeres nomás para cobrarles más. En varias ocasiones los ginecólogos del IMSS en Viesca le mandaban llamar para pedirle ayuda.


Doña Adela fue la primera reina de la tercera edad en Viesca. Hace un lustro todavía hacía abdominales. Tiene más de 30 años viuda y se ha mantenido sola. Atendió por muchos años su casa y su familia,  así como el oficio de partera −aunque dejó de serlo cuando sintió que ya no tenía suficientes fuerzas−. También se destaca por elaborar sin ayuda de lentes flores de papel y hermosos manteles de deshilado con los cuales he sido bendecida. Practica curaciones ancestrales como empacho, susto y latido. Ella busca la perfección en cada actividad. Su alegría, entusiasmo y positivismo son contagiosos. Justo hoy doña Adela se ha convertido en la primera mujer viesquense en cumplir un siglo de vida.


biznagaas@hotmail.com