DE RAÍCES Y HORIZONTES

“Bájale”

Dicen que si manejamos a más de 120 kilómetros por hora en carretera, se baja del auto nuestro ángel de guarda. Por desgracia, hemos sido testigos de numerosos accidentes donde la alta velocidad, muchas veces combinada con cansancio o con alcohol, termina con la vida de personas. O también deja secuelas irreversibles y severas en sus tripulantes. En la ciudad cada vez es más común que manejemos rápido, pues nos han ensanchado muchas vialidades en Torreón, para hacer más ágil el tránsito vehicular. Estas amplias avenidas, están pensadas para automovilistas, no para peatones. Con ello se inhibe las relaciones, la comunicación y la participación social y se violenta la poca comunicación entre los vecinos. Por ejemplo, en el Paseo del Tecnológico-Gómez Morín, los colonos batallan para cruzar la calle, en especial los adultos mayores. El tiempo destinado para cruce peatonal es muy corto, y  es difícil para ellos lograr pasar. Se violentó la convivencia de este sector. Los espacios públicos de comunicación se trastocan y se sustituyen por espacios de tránsito de comunicación rápida, en las que rendimos culto diario a la velocidad. La globalización, nos ha impuesto un modo de vida, nos conduce a un deterioro permanente de los espacios comunes y a una descomposición paulatina del entorno urbano. Estamos al servicio de su majestad el auto, no de la comunidad.  La ciudad antes tranquila, ahora se desmorona como proyecto social. Los ciudadanos estamos cada vez más aislados, más desamparados frente al entorno físico, económico-político, y qué decir frente a la ola de violencia que padecemos. Es importante pensar un poco en lo anterior y manejar con cuidado. No pasa nada si esperamos unos minutos en contestar mensajes en el celular, o en regresar alguna llamada. El alcalde de nuestra ciudad Miguel Riquelme Solís inició una campaña de conciencia sobre este tema. “Bájale”, dice el presidente en un promocional. Con otras personalidades de varios ámbitos, entre ellos el señor obispo don José Guadalupe Galván, nos invitan a conducir más tranquilos. Tú también: bájale. 



biznagaas@hotmail.com