De raíces y horizontes

Arreglado Matamoros (I)

Cuando se resuelve algún problema, los laguneros solemos usar esta frase “arreglado Matamoros” ¿De dónde proviene?Entre mis paisanos matamorenses existe fama de que somos combativos y nada agachones. A finales del Siglo XVIII con la rebelión social de los campesinos marginados de la Hacienda de Hornos del Municipio de Viesca. El conflicto agrario empezó entre los pobladores del Saucillo y el hacendado José María Herrera y Moreno. Los saucillenses fueron despojados de sus tierras al perder el juicio legal y posesionaron de San José de Matamoros a un lado de las Vegas de Marrufo. Con el tiempo las familias de los desalojados se convirtieron en defensores de la República.

Los dueños de la Hacienda de Hornos habían permitido que los despojados construyeran sus casas en terrenos estratégicos, sembraran y tuvieran ganado porque así convenía a sus intereses. De esa manera se convertían en centinelas y defensores de la hacienda, que entonces era atacada por los apaches. Después los echaron, porque ya no los necesitaban.

La emigración hacia la parte occidental de la Hacienda de Hornos debió realizarse a partir de 1810.Veinte años después, en la lucha por controlar La Laguna, había confusión sobre la propiedad de la tierra en un punto entre el Nazas y el Aguavanal, conocido como las Vegas de Marrufo al que llegaba agua de ambos ríos. Los nuevos pobladores solicitaron al Gobierno federal el derecho sobre el agua y la tierra circundante. A este lugar le llamaron Matamoros. En marzo de 1841, don Felipe Flores, prestanombres de don Leonardo Zuloaga, compró para este último la Hacienda de Hornos. Ya para entonces existían rancherías como El Gatuño, hoy Congregación Hidalgo (1814), y San José de Matamoros (1840). La lucha por el agua y por las tierras no concluye aquí. Falta aún la mitad de la historia por contar. Lo que se termina son los caracteres permitidos para esta columna.

biznagaas@hotmail.com