Política social arriba y abajo

Llega la Navidad, el fin de año, y por un par de semanas, predomina la tranquilidad para mirar en perspectiva lo acontecido en los últimos once meses y medio y luego de un periodo de descanso, que se espera también sea de reconciliación, volver al trabajo el próximo año.

Con enrique Peña Nieto, la política social no solamente no desapareció en el país, sino que se fortaleció. Él sabe que el asistencialismo no es la solución, pero sí es indispensable mientras la economía mejora, por lo que ataca arriba y abajo el problema: en los orígenes, y en las manifestaciones, como ya lo hacía en el Estado de México siendo gobernador.

Se trabaja para que la gente sea autosuficiente, con más apoyo a la educación, a la desregulación, a la capacitación para el trabajo, al fomento al autoempleo, a la construcción de infraestructura, en una fórmula que, sin dudarlo, dará frutos aunque, lamentablemente, no a la velocidad que se quisiera.

Esa misma receta se aplica aquí en las regiones de la entidad, donde todos los secretarios del gabinete ofrecieron las convivencias de fin de año, con entrega de paquetes invernales para la población más desprotegida...

El sábado pasado la alcaldesa de Toluca, Martha Hilda González Calderón, paró un acto de entrega de apoyos a los artesanos del municipio, en San Pablo Autopan; eran recursos federales de FONART. Empezó el acto, empezaron los discursos, pero en un momento dado, la presidenta municipal, normalmente tranquila y amable, interrumpió al orador en turno y le espetó: "No quiero discursos, no vamos a seguir hasta que no pongamos en manos de los artesanos esos cheques".

Cerca de veinte minutos estuvieron esperando todos, viéndose las caras, hasta que llegó un empleado con los recursos que serían entregados. Sin retomar rollo alguno, se procedió a ponerlos en manos de los beneficiarios, que estamparon su huella digital en los recibos, para constatar que ya se los habían dado.

¿Qué motivó el arranque de la presidenta municipal? Es un misterio hasta el momento que desató especulaciones, pero lo cierto es que Marthita procedió con toda energía, para beneplácito de los allí reunidos.

Feliz Navidad.

¡Nos leemos! Comentarios y más, en porlalibre-edomex.com