Un mes perdido

Un grupo de 11 diputados conforma la Comisión de Desarrollo Social y Derechos Humanos del Congreso del Estado.

Son ellos los que en teoría, debieron participar ayer en una mesa de trabajo con organizaciones que representan a distintas etnias indígenas en Nuevo León.

Ese “en teoría” no es gratuito: de esos 11 legisladores sólo dos, sí, dos, se presentaron a la reunión agendada ayer. Otra vez: dos… de 11.

Si nos ponemos matemáticos, esto significa que únicamente 18 por ciento de la comisión se presentó, pero si prefiere que nos dejemos de cosas le ponemos nombre: sólo el priista Gustavo Caballero y el panista José Luz Garza se dignaron a recibir a Imerai Betanzos Ordaz, directora de Derechos Indígenas de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de Nuevo León, o del delegado en San Luis Potosí de esta dependencia, Rogelio Azuara Echavarría, entre otros.

¿Dónde estaban los otros nueve angelitos? Vaya usted a saber, al caso da la misma: no estaban en una mesa de trabajo de esas por las cuales les pagan por participar.

El tema no se queda ahí, porque parece que no nos ha caído el veinte de que los diputados no han tenido una sola sesión de comisiones desde que iniciaron el periodo actual de sesiones.

¿Qué significa esto? Que el lunes cumplirán un mes haciéndose soberanamente patos, perdiendo el tiempo con asuntos que van desde lo populista como la defensa del PAN a un ex empleado de Metrorrey despedido por denunciar fallas en la paraestatal, -como si no hubiera otros cuatro millones de nuevoleoneses de quienes ocuparse- hasta lo cínico, como el diputado Francisco Cienfuegos declarando que darán celeridad a la iniciativa del gobernador para sancionar con más severidad las muertes derivadas de accidentes donde interviene el consumo del alcohol, en tanto que no han movido un solo dedo por destrabar cuentas públicas, iniciativas y nombramientos rezagados.

Porque ya ni para armar cortinas de humo o llevársela con temas mediáticos.

Un mes sin avances, sin dictámenes aprobados ni comisiones que sesionen como Dios manda. Un mes perdido. Y por cierto, con factura endosada a usted.

antonioarguello@hotmail.com