Articulista invitado

Turismo, motor de crecimiento y prosperidad

México y EU comparten turismo e interconexiones de viaje sólidos y crecientes, que promueven el progreso para cada una de las economías; se calcula que en 2014 el número de mexicanos que viajen a mi país aumentará 3 por ciento.

La facilidad actual de los viajes internacionales ha hecho que el mundo sea más accesible para todos nosotros, ofreciendo oportunidades para que los ciudadanos de México y Estados Unidos tengan la libertad de explorar los ricos tesoros históricos, culturales y artísticos que están justo al otro lado de la frontera.

Nuestros países comparten un turismo e interconexiones de viaje sólidos y crecientes —tanto entre lugares como entre personas—, que promueven el crecimiento y la prosperidad para cada una de las economías.

Conmemorar el Día Mundial del Turismo el 27 de septiembre de cada año nos da un buen pretexto no solo para destacar el tremendo impacto del turismo en los dos países, sino para felicitar a México por ser el anfitrión en Guadalajara de esta celebración, que lleva a cabo la Organización Mundial de Turismo de las Naciones Unidas y a la que tuve la fortuna de asistir.

Se trata del mayor evento internacional relativo al turismo.  El tema de este año es “Turismo y desarrollo comunitario”, el cual es relevante tanto para México como para Estados Unidos a fin de crear una industria turística más vibrante y sustentable que beneficie a nuestros dos pueblos.

Debido a que nuestros países son vecinos tan cercanos, no debe sorprender que en 2013 hayan viajado a Estados Unidos 14.3 millones de mexicanos. Mi país es el destino primario de los viajeros internacionales mexicanos, quienes representan 20 por ciento de todos los extranjeros que visitan Estados Unidos.

De hecho, México sigue ocupando el segundo puesto de todos los viajeros internacionales que nos visitan, después de Canadá. Se calcula que en 2014 el número de mexicanos que viajen a mi país aumentará a 25.5 millones, un incremento de 3 por ciento.

Los mexicanos son atraídos a Estados Unidos por la diversidad de destinos y la variedad de experiencias que mi país ofrece, al mismo tiempo que disfrutan nuestros excelentes servicios de viaje y turismo.

Aunque no es sorpresa que los destinos más visitados por nuestros vecinos mexicanos sean California y Texas, los turistas también disfrutan Nueva York, Nevada, Colorado y Nuevo México —y hay otros 43 estados esperando darles la bienvenida. El sector turístico ofrece una variedad de opciones en comunidades grandes y pequeñas, cuyos residentes locales están ansiosos de acoger a los visitantes.

Pero así como el turismo es un escaparate de nuestros hermosos y diversos sitios, también tiene que ver con conectar a las personas. Los visitantes de México contribuyen de manera directa a la subsistencia y empleo en pueblos y ciudades a través de Estados Unidos.

Mediante su presencia en esas comunidades, los turistas dejan no solo dólares tras de sí, sino experiencias memorables al conocer y tratar a residentes locales y compartir su propia cultura y manera de ser.

En 2012, la industria de viajes y turismo generó en Estados Unidos casi 1.5 billones de dólares en aporte económico, soportó casi 8 millones de empleos y representó 7 por ciento de todas las exportaciones estadunidenses.

Aunque la mayor actividad en esta industria es nacional, los gastos de los visitantes internacionales generaron casi 166 mil millones de dólares en ventas, y Estados Unidos está a la cabeza en el mundo en viajes internacionales y exportaciones turísticas. Los viajes y el turismo están al frente de nuestras exportaciones de servicios, sumando 25 por ciento de todas ellas.

De igual forma, el turismo estadunidense constituye una parte importante de la economía de México. Más de la mitad de los viajeros internacionales que visitan México proviene de Estados Unidos, que sumaron 20.5 millones en 2013, lo que representa un aumento de 3 por ciento en el número total de estadunidenses que viajaron a México desde 2011.

México también se beneficia de igual forma de los ingresos, las inversiones, la creación de empleos, el enriquecimiento cultural y las dinámicas de los encuentros personales que se dan como resultado de un turismo creciente.

El turismo es una de las principales fuentes de divisas extranjeras, generando alrededor de 8.4 por ciento del producto interno bruto (PIB) de México y apoyando a más de 2 millones de empleos.

Con el fin de enfatizar la importancia del turismo entre México y Estados Unidos, nuestros dirigentes acordaron, como parte del Diálogo Económico de Alto Nivel, establecer un grupo de trabajo que promoverá los viajes entre nuestros dos países, igual que esfuerzos conjuntos para atraer visitantes de fuera de América del Norte. Este diálogo también concentra su atención en mejorar la experiencia de cruzar la frontera mediante programas como “Global Entry” (similar al de “Viajero Confiable”) y SENTRI.

La Embajada de Estados Unidos en México forma parte de un esfuerzo en todo el país para apoyar y ampliar este motor económico importante. Trabajando con el socio de nuestro Departamento de Comercio en la promoción turística “BrandUSA”, igual que con varias agencias específicas regionales en México, estamos promoviendo de manera entusiasta a Estados Unidos como destino turístico.

Nunca antes había sido más fácil visitar Estados Unidos. Los viajeros mexicanos que deseen hacerlo pueden viajar por tierra solamente con una tarjeta de cruce fronterizo (BCC–Visa Láser) o hacerlo por aire o por mar con su pasaporte y una visa BCC impresa en él.

Los ciudadanos mexicanos pueden solicitar una visa en la Embajada de Estados Unidos en la Ciudad de México o en cualquiera de nuestros nueve consulados en el país. Además, muchos mexicanos pueden renovar su visa sin una entrevista consular.

El trámite para solicitar la visa y el proceso de la entrevista toman por lo general menos de un mes o incluso menos en temporada de baja demanda. Tan solo el año pasado, nuestra representación diplomática en México procesó más de 1.7 millones de visas, llegando a ser la mayor operación de visas en el mundo.

Al reflexionar sobre la importancia del turismo y disfrutar la prosperidad que esta actividad conlleva, quiero aprovechar esta oportunidad para desear a los residentes de Los Cabos y de Baja California Sur, en general, una pronta recuperación de los efectos del huracán Odila, igual que un futuro brillante cuando esa hermosa región de México abra de nuevo sus puertas en una cálida bienvenida a los muchos ciudadanos estadunidenses que van a seguir disfrutando de su hospitalidad.