La pantalla del siglo

"Sully": Eastwood y el momento de decisión

El aterrizaje forzoso de una aeronave en el Río Hudson el 15 de enero de 2009 fue un acontecimiento mediático que impresionó en todo el mundo. Ver en los noticieros el avión flotar sobre el agua, observar cómo de sus entrañas salían pasajeros de todas las edades - algunos con y otros sin chalecos salvavidas-, saber que la temperatura estaba por debajo de los cero grados y enterarnos finalmente que nadie murió en el aterrizaje y rescate fue, como dijeron los reporteros, un espectáculo mediático “de película”.

Qué bueno que el director que llevó el acontecimiento “a la pantalla” fue Clint Eastwood y no un director de cine de acción y superhéroes. Eastwood no centró su película Sully en el hecho mismo. No captó a detalle las reacciones de un grupo de involucrados que, como lo suele hacer un filme de catástrofe, saca lo mejor y peor de las reacciones humanas. Eastwood tampoco construyó a través de un desastre la figura de un héroe que asume el rol de líder y salva a los escogidos sobrevivientes. En lo que se centra el filme Sully es en la descripción de un ser humano que pasa por un momento y una circunstancia que le causa un dilema moral. La decisión que ha tomado cambiará no sólo su vida sino la de su entorno. 

La película muestra - más no enaltece -  la decisión del piloto ChesleySullenberger de aterrizar el avión dañado por una parvada de aves en el río en lugar de intentar alcanzar el próximo aeropuerto. Es el momento de toma de decisión de Sullenberger el que despierta el interés de Eastwood. En contra de los argumentos de los investigadores de la NTSB (Oficina Nacional de Seguridad en el Transporte) que lo interrogan, el piloto sostiene que su experiencia le hizo tomar la decisión correcta. Sin embargo, en sus sueños, caminatas y la soledad del hotel, el hombre revive una y otra vez los momentos críticos y  empieza a sospechar que quizás puso en peligro la vida de las 155 personas que iban a bordo. Interesante que el dilema y la decisión del piloto se vea reflejada en el personaje del controlador de vuelos que sufre su propia crisis por haber provocado que el avión se estrellara en el río.

El filme con guión de Todd Komarnicki se basa en un libro en el que el piloto Chesley Sullenberger narra los acontecimientos y las consecuencias del aterrizaje de urgencia. Un acierto del guión es la total concentración del relato en el protagonista, apoyado por personajes como el copiloto, el contralor de vuelos y su esposa. Sólo algunos de los pasajeros y miembros de la tripulación sobresalen entre los personajes secundarios. Un rol importante juegan, sin embargo, los medios de comunicación que se dedican a convertir los hechos en un espectáculo, construir a Sully como héroe o despedazarlo como villano irresponsable, aludiendo a su edad que lo acerca a la jubilación.  

La película está armada en secuencias discontinuas que giran alrededor del momento crítico. A partir de una escena de pesadilla del piloto posterior al suceso,  el relato parece avanzar paso a paso. Sin embargo, regresa una y otra vez al momento de decisión que dio lugar al desarrollo. Algunos flash back a la infancia y carrera de Sully, abonan a su experiencia y otros momentos decisivos en su vida. La edición es sumamente efectiva ya que le recuerda al espectador que los momentos traumáticos no sólo se graban en la memoria sino que cambian la percepción del tiempo y espacio vividos. El montaje permite además escuchar una gran  diversidad de voces y puntos de vista.

El filme termina con un final feliz al igual que el hecho real en el que, para sorpresa de todos, nadie murió ni quedó gravemente lastimado. Durante los créditos finales observamos una reunión de los personajes reales que festejan el hecho de seguir con vida. El piloto Chesley Sullenberg está rodeado por los pasajeros del vuelo 1549. Se le ve contento; sin embargo, no se muestra como héroe, sino como un ser humano que, a partir de su experiencia, hizo lo correcto.

En la obra fílmica de Clint Eastwood, diversa y rica en temas y géneros, hay toda una lista de personajes que, al igual queChesley, tomaron la decisión que les pareció correcta. Ahí están los protagonistas de Unforgiven (1992), Million Dollar Baby (2004), American Sniper(2014) y Gran Torino (2008). Otros como, los niños de Mystic River(2003) y la protagonista de Los puentes del Madison (1995), no tomaron ninguna decisión. ¿Hicieron mal? Según la película lo que importa son dos factores: el tiempo y elfactor humano. A Clint Eastwood se le critica por ser conservador. ¿Por culpa del factor humano y el factor tiempo?