La pantalla del siglo

P.T Anderson y el "Vicio propio"

 El filme Vicio propio (Inherent Vice) empieza con una imagen cuyo tema y luminosidad recuerdan conocidas pinturas estadounidenses: Entre casas de madera y una escalera que conduce al mar se observa el cielo de California. Una voz femenina comenta que se trata de “Gordita Beach” cerca de Los Ángeles y que es ahí donde vive el protagonista Larry “Doc” Sportello quien se gana la vida como detective privado. La narradora nos contará el caso que “Doc” investigó en el año de 1970. Después de varios meses de investigación y dos horas y media de película, el filme termina con la misma imagen de la playa, sólo que en esta ocasión agrega durante varios minutos los rostros expresivos de los personajes principales – el “Doc” y su ex pareja ShastaFay - después del thriller, drama humano y social que volvió a reunir a la pareja.

El director Paul Thomas Anderson quien nació en1970, comentó en una entrevista que le interesabaretratar el inicio de los años setenta porque marcaron un momento de quiebre para Estados Unidos de Norteamérica. El fin del movimiento hippie, la presidencia de Nixon con los escándalos de corrupción, el surgimiento degrupos neofascistas y el paso de las drogas blandas a las duras fue decisivo. En el filme no se menciona la guerra de Vietnam ni se trata de formular un tratado sociológico o político. Comoespecie de filme noirpsicodélico, con tintes de comedia e incluso sátira, Vicio propiomuestra un mosaico magistral y divertido de figuras, conductas, música y reflexiones que caracterizaron una época. En los espectadores que la vivieron despierta un cúmulo de recuerdos mientras que a los que no la conocieron ofrece una oportunidad para acercarse al espíritu de una época que fue básica para conocer y entender el mundo en el que vivimos. (Aunque el verbo entender no es, de ninguna manera, lo que Paul Thomas Anderson y Thomas Pynchon, autor de la novela en la que se basa el filme, intentan provocar con sus textos. Ni la trama ni los personajes de Vicio propiose narran para ser entendidos. Lo propio de la psicodelia es la percepción, el sentir - sin entender – al que lleva el cigarrillo de marihuana que acompaña a DocSportello a lo largo del día y le provoca una sensación corporal, interior y del mundo que lo rodea como un estado alterado, fuera de lógica, incomprensible y bastante caótico).

Vicio propio narra la investigación de “Doc”Sportello (Joaquín Phoenix) de un caso que le encarga una ex pareja de la que sigue enamorado. Se trata de la desaparición de un magnate del sector inmobiliario en la que probablemente están inmiscuidos la esposa del billonario y su amante. Por lo menos, así empieza la investigación y la trama del filme que se complica cada vez más, tanto para “Doc” como para el espectador, que deja de preocuparse por encontrar el seguimiento lógico de los sucesos y se entrega y divierte a lo grande con la aparición de un gran número de personajes extravagantes, sucesos grotescos, conversaciones y reflexiones llenas de humor. La lista de personajes que intervienen durante la investigación incluye al jefe de policía “Bigfoot”, dentistas que trafican con drogas, un neonazi, roqueros, un abogado y una fiscal con simpatía por el mundo hippie y la cama de “Doc”. También la narradora aparece a cuadro en forma de un mujer hippie de nombre Sortilegio interpretada por la cantante de “Weird Folk” Joanna Newsom.

El ramillete de personajes y la progresión de sucesos abren la mirada a un mundo de corrupción, egoísmo, fascismo y locura. El “amor y paz” y la inofensiva marihuana han quedado atrás y lo que sigue son los cárteles de droga, la paranoia y la represión. La estética creada por la cámara, la ambientación, la puesta en escena y la dirección de actores, se enriquece con la banda sonora juguetona con temas musicales que recuerdan la época e instrumentos de cuerda que acompañan a los personajes. Desde Boogie Nights (1997), Magnolia (1999), Punch-Drunk-Love ( 2002), There will be Blood (2007), The Master (2012) las películas de Paul Thomas Anderson se vuelven cada vez más oscuras. En un momento del filme se comenta que el título Inherent Vice se refiere a un término técnico para designar una característica “peligrosa” inherente a un objeto, como, por ejemplo, la fragilidad de un huevo o del vidrio que se rompe con facilidad. Al escuchar las expresiones y risas del público en la sala, recordé una característica de la comedia que sería la de mostrar las debilidades del ser humano.Vicio propio ciertamente divierte, pero también es una película altamente estética y con profundo sentido humano y social.

 

annemariemeier@hotmail.com