La pantalla del siglo

FICG30: Primera aproximación a tendencias temáticas

El FICG 2015 llegó a su fin y espero que mis lectores hayan tenido la oportunidad de ver algunos filmes y que sus expectativas se hayan convertido en experiencias fílmicas inolvidables. A la hora de escribir esta columna no se han dado a conocer los ganadores de las distintas secciones en competencia peroal igual que Usted ya hice mi lista de películas preferidas e intenté reconocer tendencias del cine actual en cuanto a temas y estéticas que abordan los realizadores iberoamericanos y mundiales cuyos filmes se presentaron en el festival.

Me parece que una de las tendencias temáticas es la preocupación por los niños, los adolescentes y las personas de la, considero, (mal) llamada tercera edad. El tema se perfiló desde la inauguración con el más reciente filme de Bernardo Bertolucci Tú y yo (Io e te).En su línea de películas íntimas centradas en los movimientos interiores y la relación de pocos personajes, Bertolucci observa a un adolescente romano y su media hermana quienes conviven durante una semana en el sótano de la casa paterna. El chico que se siente incomprendido por su madre y compañeros de escuela, se encierra para descansar de las continuas quejas y exigencias, mientras que su media hermana, separada de la familia, se refugia en el sótano para aminorar la depresión y la dependencia de la droga. La reducción de la trama a un espacio cerrado y el drama de personajes en crisis llevan al espectador por altibajos emocionales sumamente fuertes. El filme muestra por un lado las típicas inseguridades de los adolescentes pero también pinta una radiografía social de la Italia de hoy con sus problemas económicos, sociales y políticos que no ofrecen ningún proyecto de futuro a la juventud.

Los problemas de niños, adolescentes y jóvenes con sus padres, las instituciones educativas y la sociedad en general, no sólo preocupó a Bertolucci sino que fue uno de los temas centrales en los filmes proyectados durante el FICG. La película suiza Chrieg (palabra suizo - alemana para guerra) de Simon Jaquenet llevó el tema hasta la rebelión anarquista de un grupo de jóvenes que forman parte de un programa de “regeneración social” al que fueron remitidos por sus padres y las autoridades. Durante el día los jóvenes que han sometido al trabajador social encargado de su re-educación en un lugar apartado de los Alpes, se dedican a entrenarse y cuidar del rebaño de chivas mientras que de noche salen a robar y atemorizar a una pequeña ciudad de los alrededores. Sólo en pandilla se sienten vivos y la violencia les sirve para desahogar su tremenda rabia hacia los padres y la sociedad en general. La deliciosa comedia norteña El Jeremías de Anwar Safa desarrolla el choque de un niño superdotado e incomprendido por su padres y el entorno que pretenden “cortarle las alas” y reducirlo a la mediocridad. La aparente ligereza de la historia se revela finalmente como comentario divertido y crítico acerca del tipo de educación a la que están sometidos los niños de México. El tema del adolescente que tiene que “cortar los hilos” de su cuerpo de marioneta para poder crecer y ser libre, también se trata en el corto de animación Zimbo de Juan José Medina y Rita Basulto.

Como polo opuesto a los problemas de niños, adolescentes y jóvenes, también constatamos la tendencia del cine mundial de abordar la condición de personajes que se acercan - o ya llegaron - a la vejez. El documental chileno La once de Maite Alberti describe a un grupo de amigas en su acostumbrada reunión con gran sensibilidad y gracia. El filme italo-argentino Danzar con María de Iván Gergolet narra la vida y obra de la bailarina y pedagoga argentina María Fuchs mientras que en El ruiseñor y la noche: Chavela Vargas canta a Lorca el realizador mexicano Rubén Rojo Aura rinde homenaje a la gran intérprete mexicana.

Otra tendencia que se está reforzando en cortos como largometrajeses la relación del individuo con su cuerpo, un tema que a menudo también diluye la delgada frontera entre documental y ficción. En el cortometraje La Teta de Botero el actor y director mexicano Humberto Busto convierte, en colaboración con la actriz Patricia Reyes Spíndola, las intervenciones quirúrgicas traumáticas de ambos personajes, en una historia de amistad y esperanza. En el corto documental Muchacho en la barra que se masturba con rabia y osadía Julián Hernández construye el retrato y la crónica de vida de Jonathan quien descubre y utiliza su talento para la danza y el poder del cuerpo y el sexo como herramienta de trabajo.

Seguramente habrá ocasión de completar y profundizar las primeras aproximaciones a las tendencias temáticas de los filmes del FICG 2015 durante el año.

 

annemariemeier@hotmail.com