La pantalla del siglo

FICG 2016: Espacio de encuentros, diálogo y aprendizaje

Un festival de cine como el FICG es - desde luego y en primer instancia - un espacio para ver películas, conocer y reconocer realizadores y tendencias temáticas y estéticas del cine.

Sin embargo, también es un espacio que propicia los encuentros con y entre los profesionales. En los primeros días del FICG 2016 se inauguraron las exposiciones de fotografías como la del suizo/mexicano Toni Kuhn quien se estableció en México desde hace más de cuarenta años y dirigió la cámara para un gran número de películas mexicanas. En el marco del festival se presentará también su libro La noción del tiempo en el que Toni Kuhn comparte con el lector fotografías que ha tomado a lo largo de muchos años acompañados de breves textos escritos que Kuhn le pidió a amigos y conocidos.

Dos espacios de formación dedicados a los jóvenes profesionales del cine son el Talents que empezó un día antes de la inauguración yel DocuLab que acompañará el festival en la segunda mitad. El Talents es una iniciativa que nació en el Festival de Cine de Berlín como Talent Campus. Se planeó como espacio dedicado a la profesionalización de los futuros cuadros del quehacer cinematográfico a través de master class y talleres con expertos de las distintas disciplinas del cine como guión, producción, fotografía, sonido, dirección, actuación, edición y crítica de cine. La idea que empezó y se desarrolló con mucho éxito en Berlin, se expandió a otros festivales del mundo y el FICG tiene el encargo de convocar a jóvenes profesionales de la región México, Centroamérica y el Caribe mediante una convocatoria abierta. En colaboración con el Goethe-Institut México y la FIPRESCI (Federación Internacional de Críticos Cinematográficos) el FICG realiza en este año la octava edición del Talents para el que llegaron a Guadalajara cerca de 50 seleccionados de Argentina, Brasil, Costa Rica, Cuba, Honduras, México, Nicaragua, República Dominicana y Venezuela. El Talents 2016 lleva el título Implosión- Explosión. No sé cómo lo hace pero su coordinadora Ana Zamboni logra involucrar no sólo a expertos reconocidos sino a grandes maestros de su disciplina: Los actores Marisa Paredes, Victoria Abril, Jordí Molla, Danny Glover, Ron Perlman, Eduardo Noriega y Diego Luna, los directores Andrew Davis, Alfonso Arau, Felipe Cazals, Xavier Koller y Léa Pool, los productores Jorge Sánchez,Donald Ranvaud, los cinefotógrafos Toni Kuhn, Claudio Rocha, los expertos en sonido Mario Martínez, Martín Hernández y Katy Wood y el director de animación Georges Schwitzgebel entre otros.

Me disculpo por haber enlistado tantos nombres pero cada año me sorprendo que a Guadalajara las grandes personalidades del cine vienen no sólo a recibir premios y reconocimientos, ser entrevistados y fotografiados, sino a trabajar. Y es obvio que les encanta dialogar, asesorar y convivir con jóvenes que escogieron el cine como campo para su desarrollo profesional. Junto a los críticos de cine Mariángel Solomita de Uruguay y Eduardo Guillot de España me toca atender a un grupo de jóvenes críticos de México, Cuba y Costa Rica. Es estimulate cumplir nuestro encargo y "hacer la tarea" viendo películas, dialogando y escribiendo sobre ellas. Pero la experiencia no queda en la apreciación crítica de un filme sino que cada día las críticas de los participantes son traducidas al inglés y subidas a la página de FIPRESCI para ser leídas en todo el mundo. El carácter multicultural de los equipos de trabajo e incluso las distintas lenguas y variantes del español que hablamos aporta a una experiencia profunda y un aprendizaje "en situación" que incluye, desde luego, las pláticas informales a la hora de la comida y durante las fiestas. Por cierto, el FICG tiene fama de buenas fiestas. Ejemplos: La inauguración del pasado viernes con Los Troker y Cecilia Toussaint y la fiesta posterior con todo y fuegos artificiales.

Cuando el Talents cerrará sus puertas a mediados de semana el FICG abrirá un enorme espacio al cine documental. A través del DocuLab Lorena Rosett y un gran equipo de expertos trabajarán con una selección de jóvenes documentalistas dedicados al documental. También ahí se hablará, analizará y debatirá durante varios días, pero también se trabajará sobre proyectos concretos que se analizan en talleres con la asesoría de maestros del documental.

La faceta formativa del FICG es quizás la menos visible hacia fuera pero, sin duda, la más productiva para los jóvenes profesionales del cine que conviven durante una buena semana en nuestra ciudad. 

annemariemeier@hotmail.com